497547075dj

Estados Unidos diseña chaleco antibalas para estudiantes en colegios y universidades

62ab42ad34e20-1_7139440_20220617121707
Chalecos ante balas en escuelas de E. U

A raíz de la masacre en la escuela en la localidad estadounidense de Uvalde, Texas, que mató a 19 niños y docentes, el capitán de una estación de bomberos en Arizona diseñó un chaleco antibalas que cabe fácilmente en las maletas escolares, ya que su objetivo es que los niños puedan llevarlo consigo en todo momento.

Si bien este no es el primer producto de este tipo, su creador asegura que, gracias a una mejora en los materiales, resiste impacto de proyectiles de alto calibre, el empresario residente en Arizona ha creado chalecos antibalas de talla infantil, ligeros y plegables, que caben fácilmente en una mochila escolar. El producto ha sido especialmente diseñado para niños y adolescentes. La estructura del chaleco es de forma plegable y un escudo que puede adaptarse a cualquier tipo de mochila y que la hace a prueba de balas.

Otras empresas que en Norteamérica fabrican y venden chalecos y mochilas antibalas son Guard Dog Security, TuffyPacks y Bullet Blocker. Todas ellas ven subir las ventas después de un tiroteo y especialmente tras uno tan mediático (por sus dimensiones) como el de Uvalde.

En Texas, el presidente de la Cámara de Representantes, Dade Phelan, ha propuesto redirigir más de 100 millones de dólares en fondos estatales para programas de salud mental y seguridad escolar. Plantea hacerlo rápidamente, antes de que comiencen las clases el próximo otoño.

De ser aprobado por el Senado, serán invertidos  50 millones de dólares en la compra de chalecos antibalas para los departamentos de policía escolar. 

Te puede interesar

La arquitectura biomimética: cuando la innovación se inspira en la naturaleza

Este rascacielos responde a un nuevo concepto, el de arquitectura biomimética, que ofrece un futuro esperanzador, en donde las ciudades se convertirán en organismos vivos que limpiarán el aire de agentes contaminantes, reducirán el ruido, ahorrarán energía e incrementarán el oxígeno ambiental. Muchas de las soluciones que se están desarrollando en este sentido están tomadas de la naturaleza.

mandragore-new-york-edificio-RTX8qz5trqN2r5TvcyrOcpM-758x470@abc