497547075dj

Colapsa la red ferroviaria británica por manifestación de trabajadores

Actualidad y economía Por: Navaza Press 21 de junio de 2022
43edb1a5-ef48-4f2c-8d24-cec3d3ce892a

La mayor huelga del sector ferroviario desde 1989, que coincide con otra iniciada en el metro de Londres, ha colapsado el transporte en el Reino Unido en unos paros que podrían alargarse en el tiempo y contagiar a otros empleados del sector público. 

En torno a 40.000 personas han sido convocadas por el Sindicato Nacional de Trabajadores Ferroviarios, Marítimos y del Transporte (RMT) para los paros de 24 horas de este martes y los días 23 y 25 de junio. Piden mejoras con la gestora pública de la infraestructura Network Rail y los operadores privados de las líneas. De no alcanzar un acuerdo con ellos, los paros podrían prolongarse aún más. 

Inspectores, camareros, señalizadores y empleados de limpieza y mantenimiento protagonizan los paros de esta semana, que afectan a una veintena de líneas de tren en Inglaterra, Gales y Escocia. Paralelamente, los conductores ferroviarios, representados por el sindicato Aslef y en general mejor pagados, harán su propia huelga en días distintos. 

Durante la jornada, ha funcionado menos de un 20% del servicio de trenes y ha quedado suspendida la mayoría de la red de metro, causando aglomeraciones en los autobuses y atascos en las carreteras, a pesar de que muchos ciudadanos trabajaron desde casa. La huelga coincide además con unas importantes pruebas a las que se someten este mes los alumnos de enseñanza secundaria en el país. "Los trabajadores británicos necesitan una subida de sueldo, seguridad en el trabajo y condiciones decentes", ha declarado Mick Lynch, secretario general del RMT. Los sindicatos advierten que esta huelga puede ser el principio de un "verano del descontento", con protestas de médicos, profesores, barrenderos e incluso abogados, cuyos sueldos reales se han visto mermados por una inflación del 10%.

La huelga ferroviaria coincide con el caos en los aeropuertos británicos debido a la falta de personal, y a los problemas en el Sistema Nacional de Salud, con listas de espera colapsadas aún por efecto de la pandemia de COVID-19. 

Te puede interesar