497547075dj

Esta verdura es capaz de reducir hasta en un 50% los niveles de azúcar en sangre

Es uno de los ingredientes más comúnmente utilizados en la cocina y puede tener un efecto hipoglucemiante en las personas con diabetes.

Economía El Mundo al Instante 23 de septiembre de 2022
frutas septiembre

Es uno de los ingredientes más comúnmente utilizados en la cocina y puede tener un efecto hipoglucemiante en las personas con diabetes

La despensa de nuestra cocina es una fuente inagotable de ingredientes con innumerables beneficios para la salud y entre esos alimentos, las verduras ocupan de las primeras posiciones. Permiten que nuestra alimentación sea más variada y equilibrada, aportan gran cantidad de vitaminas, favorecen la digestión, mejoran nuestra piel y nos ayudan si queremos adelgazar, entre otras cosas. Pero, si bien es posible que conozca ciertos beneficios de algunas verduras, ¿sabe que existe una verdura muy común que reduce los niveles de azúcar en la sangre?

Un artículo de 2014 publicado en la revista “Nutrition” señaló que las cebollas pueden tener un efecto hipoglucemiante en las personas con diabetes. Los autores del estudio explicaron que los compuestos de azufre en las cebollas, la S-metilcisteína y el flavonoide quercetina, pueden ser responsables de los efectos sobre el azúcar en la sangre. Otro hallazgo notable fue presentado en 2015, en la 97ª reunión anual de la Endocrine Society en San Diego, donde se afirmó que el extracto de un bulbo de cebolla puede “disminuir considerablemente” los niveles altos de azúcar en sangre y el colesterol total cuando se administra junto con el medicamento antidiabético “Metformina”.

Como parte de la investigación, a tres grupos de ratas con diabetes inducida médicamente se les administraron tres dosis (200 mg, 400 mg y 600 mg por kilogramo de peso) de extracto de cebolla para ver si mejoraba el efecto del fármaco.

Los investigadores también administraron el fármaco y el extracto de cebolla a tres grupos de ratas no diabéticas con niveles normales de azúcar en sangre. El estudio encontró que, de las ratas diabéticas, las que recibieron 400 mg y 600 mg por kilogramo de peso redujeron sus niveles de azúcar en sangre en un 50% y un 35%, respectivamente, en comparación con los niveles de referencia. Asimismo, el extracto de cebolla también redujo el nivel de colesterol en las ratas diabéticas, siendo las que fueron administradas con 400 mg y 600 mg en las que se observaron mayores efectos. El autor principal del estudio, Anthony Ojieh, de la Universidad Delta State en Abraka, Nigeria, dijo en un comunicado de prensa: “La cebolla es barata, está disponible y se ha utilizado como suplemento nutricional. Tiene potencial para su uso en el tratamiento de pacientes con diabetes”. Como dato curioso, el estudio también encontró que el extracto de cebolla provocó un aumento de peso entre las ratas no diabéticas, pero no entre las ratas diabéticas. “La cebolla no tiene muchas calorías”, explicó Ojieh, a lo que añadió: “Sin embargo, parece aumentar la tasa metabólica y, con eso, aumentar el apetito, lo que lleva a un aumento en la alimentación, algo que necesita más investigación”.

Los beneficios

Las cebollas, especialmente las cebollas rojas, son ricas en fibra. Un nutriente que tarda en descomponerse y digerirse, lo que da como resultado una liberación más lenta de azúcares en el torrente sanguíneo, además de agregar volumen a las heces, lo que puede ayudar a aliviar el estreñimiento, un problema común entre los diabéticos. Por otro lado, los dos flavonoles presentes en la cebolla son las antocianinas, que dan a algunas variedades de cebolla su color rojo o morado, y la quercetina, un pigmento presente en las cebollas rojas y amarillas, y sus derivados. Asimismo, los efectos reductores de la glucosa en sangre de la cebolla también se pueden atribuir a los compuestos que contienen azufre, como el disulfuro de alilo propilo (APDS), que reduce los niveles de glucosa en sangre al competir con la insulina, también un disulfuro, por los sitios de inactivación de la insulina en el hígado. Por tanto, la quecertina y estos compuestos de azufre exhiben propiedades hipoglucemiantes al regular las actividades de ciertas enzimas involucradas en el metabolismo de los carbohidratos y aumentar la secreción y sensibilidad a la insulina.

 

Te puede interesar

La próxima crisis energética autoinfligida de Alemania y Europa

A finales de septiembre de 2021, el proyecto Nord Stream 2 era una realidad tras muchos años de incertidumbre. En ese momento, solo quedaban unos pocos obstáculos reglamentarios para que Alemania y Rusia sellaran el acuerdo sobre el tan esperado y controvertido gasoducto de gas natural. Lograr tal hazaña habría sido un hito en la cooperación energética entre ambos países. Lamentablemente, el orden regional se ha desviado con fuerza y rapidez de ese camino, y Europa se ha sumido en un peligroso futuro de incertidumbre.

Petróleo alemán