497547075dj

El riesgo de demencia aumenta cuando se beben cuatro copas de vino u ocho cervezas a la semana

Investigadores del King’s College de Londres alertan de los riesgos del consumo del alcohol para la salud mental.

General El Mundo al Instante 20 de noviembre de 2022

Son numerosos los estudios que reflejan los beneficios del consumo moderado de vino como. Entre ellos, que “protege” de las enfermedades cardíacas, ayuda a prevenir el colesterol, incrementa los nieves de Omega 3, previene las artrosis, reduce el riesgo de padecer cáncer, ralentiza en envejecimiento, ayuda a perder peso…. pero también aumenta las probabilidades de padecer demencia.

Así lo asegura un estudio elaborado por investigadores del King’s College de Londres (Reino Unido) con más de 15.000 personas mayores de 50 años, a los que se les hizo un seguimiento durante dos años -periodo en el que se analizó la cantidad de alcohol consumido y la frecuencia- y concluye que beber solo cuatro pintas de cerveza o vasos de vino a la semana aumenta el riesgo de demencia. Además, duplica las posibilidades de sufrir problemas con la memoria a corto plazo y la conciencia espacial: cómo percibimos el espacio alrededor de nuestros cuerpos. Por ello, indicaron que si no se reduce la ingesta estos problemas pueden conducir a la demencia. El estudio ha sido publicado por la revista “Aging and Mental Health”.

Las personas analizadas que tomaban ocho unidades a la semana, se situaron en niveles de riesgo porque sufrieron una mayor disminución de la memoria a corto plazo y de la conciencia espacial, el paso previo al umbral clínico de la demencia.

El responsable del estudio, el doctor en psiquiatría Tony Rao, explicó que “con una carrera de más de 20 años dedicada a la investigación sobre el alcohol y las personas mayores, este es sin duda el estudio más innovador sobre la relación entre la bebida y el riesgo de demencia”.

“Es posible estar por encima del umbral de riesgo incluso si bebe dos unidades de alcohol, el equivalente a una pinta de cerveza o un vaso pequeño de vino, cuatro veces por semana. Esto puede parecer sorprendente y disipa el mito de que el alcohol de alguna manera es bueno para el cerebro”, indicó. “El uso de pruebas para la detección temprana de este deterioro cognitivo puede proteger el cerebro y prevenir un mayor deterioro y el avance hacia la demencia”, añadió.

Detección temprana

Por ello, indicó que es importante la detección temprana del deterioro cognitivo, porque puede servir para alertar al paciente para que se decante por la abstinencia y prevenga la demencia.

La doctora Rosa Sancho, de Alzheimer’s Research UK, considera que estos hallazgos “dan aún más peso a los consejos para que las personas beban dentro de las pautas recomendadas”.

El sistema sanitario británico establece que no es recomendable ni para hombres ni para mujeres consumir más de 14 unidades de alcohol a la semana de forma regular. Lo que equivale a 4 pintas de cerveza, seis vasos de vino o siete combinados con alcohol de 40 grados (ginebra, vodka, whisky…).

Para Sancho es fundamental “tomar medidas para frenar la cantidad de alcohol que se consume para mejorar la salud, no sólo para la del cerebro sino para el resto del organismo”.

El consumo de alcohol se ha situado en niveles preocupantes en muchos lugares del mundo durante la pandemia.

Te puede interesar