497547075dj

Impacto brutal, cae Argentina y Messi abrumado

Argentina derrotada por Arabia 2-1. ¿Cuál será el futuro de esta Argentina en Catar? Derrumbe total o resurgimiento. En breve lo sabremos.

Deportes Confidencial Digital 22 de noviembre de 2022

Argentina derrotada por Arabia 2-1, y Messi desorientado a ratos y necesitado de fortaleza. Tan improbable como el súbito derrumbe de una de las Pirámides de Egipto… No voy a rascar frenéticamente mi cabeza ni golpearla contra la pared intentando creer lo que ocurrió, un realismo amargo. Lo visto en el primer tiempo, más allá del 1-0 favorable a Argentina y de los tres goles anulados por un centímetro con la lupa del VAR, hacía previsible un segundo tiempo color celeste, no ver a casi todos los astros que brillan en Europa, atrapados en la oscuridad. La efectividad de Arabia fue asombrosa: tres disparos a la cabaña de “Dibu” Martínez y dos goles en cinco minutos, uno rasante de Saleh Al-Shehri, y otro vía aérea, imparable, de Salem Al-Dawsari. De pronto el 0-1 se convirtió en 2-1 y la pizarra no volvió a moverse, con el arquero árabe, Mohamed Al-Owais, realizando tres estupendas atajadas, y los defensores, neutralizando otras dos, una de ellas en la propia raya.

¿Cómo se vio Messi?
En su —casi seguro— último Mundial, Lionel Messi fue frenado en su primer intento por una atajada del arquero Al-Oswais y después, en el minuto diez, ejecutó con absoluta serenidad un penal “marca” VAR… Era fácil ver cómo la Messi-dependencia continúa. Todos los balones pasaban por su visto bueno, fue el ejecutor de tiros libres y de ‘corners’ y siempre estuvo en el radar de sus compañeros. Perdió él balón frente a la presión de dos, algo que antes resolvía, el balón que en una efectiva contra, Al-Shehri aprovechó para un remate que superó la estirada de Martínez nivelando el marcador 1-1, y con Argentina todavía aturdida, el cañonazo de Al-Dawsari, entró arañando la escuadra izquierda de “Dibu” para 2-1. El planeta no lo podía creer. Arabia, un equipo que se maneja bien entre el torbellino, que se multiplica en las anticipaciones, que es de diez puntos en incomodar al otro, le estaba dando forma a una victoria imprevista, finalmente concretada. 

Hay historias sobre cómo revertir este debut de Argentina
A un lado de la impresión que dejó Argentina sin poder encontrar respuestas adecuadas en el segundo tiempo, perder el primer juego ha sido reversible varias veces. En 2010, España inició perdiendo con Suiza 0-1, enderezándose y coronándose; en 1990, Argentina con Maradona perdió 1-0 frente a Camerún y disputó la final con Alemania; en 1954, Alemania fue goleada 8-3 por Hungría en la fase de grupos, y ganó la Copa superando en la final al mejor equipo húngaro de todos los tiempos; en 1974, Alemania Occidental, favorita, fue vencida por Alemania del Este 1-0 y logró coronarse; y en 1970, un caso raro, Italia solo marcó un gol en tres juegos en la fase de grupos, y disputó la final con Brasil… ¿Cuál será el futuro de esta Argentina en Catar? Derrumbe total o resurgimiento. En breve lo sabremos.

El mismo Messi, imposible
No es el mismo, ni volverá a serlo. Él lo sabe porque es sensato. Sin embargo, considera que lo que queda de sus portentosas facultades, le permitirá impulsar y ser soporte de un equipo argentino muy bien armado, pensando en grande, como Hércules en cada uno de sus míticos trabajos. Si fuera pintor, escultor, poeta, literato o músico, Messi no estaría pensando en el retiro por la edad, pero es futbolista, profesión de excesivo desgaste físico y emocional. Y, como dice Ernesto Sabato, se sabe cuando el final está cerca… Su versatilidad le permite funcionar como factor de enlace, desequilibrador, y hacer presencias en el área como una amenaza permanente, aunque sin el derroche de magia que lo hizo fabuloso. Lo dramático sería que una vez más, Messi y su grandeza queden ocultos. Hasta hoy no ha impactado realmente en cuatro Mundiales.

Te puede interesar

Los Yankees vencen a los Guardians y fuerzan un quinto partido

Los New York Yankees no se dan por vencido. Tras ganarle este domingo por 6-4 a los Cleveland Guardians como visitante, los neoyorquinos empataron la Serie Divisional de la Liga Americana en dos triunfos por lado y forzaron así un quinto y definitivo partido.

Yankes

Ojo: el milagro alemán

Aquí estoy, con mi fútbol de sofá, pegado a la TV, pendiente de todos los detalles del mundial que no levanta vuelo, que posterga el brillo de sus figuras, que calienta el ambiente por sus escándalos sociales y políticos, que sorprende por los zarpazos de los equipos chicos.

qatar