497547075dj

El desarrollo cognitivo de los niños necesita ambientes sanos y enriquecedores

El cerebro humano es un órgano flexible que a medida que se va desarrollando cambia su estructura. De acuerdo con los expertos, durante los primeros años de vida es más maleable, de allí que la educación en la niñez sea clave.

Salud Navaza Press 24 de noviembre de 2022

El cerebro humano es un órgano flexible que a medida que se va desarrollando cambia su estructura. De acuerdo con los expertos, durante los primeros años de vida es más maleable, de allí que la educación en la niñez sea clave. Desde la infancia hasta la niñez, la adolescencia y la edad adulta, el cerebro atraviesa muchos hitos del desarrollo que son necesarios para una vida saludable. Recientemente la Universitat Carlemany, universidad online internacional, publicó un informe donde destaca la importancia del desarrollo adecuado del cerebro durante la infancia y la niñez. 

De acuerdo con el informe los seres humanos se convierten en quienes son en función del entorno en el que crecen. Por eso es importante observar sus patrones de comportamiento y tratar de encontrar las causas fundamentales de estos patrones.

Sin lugar a dudas el cerebro es el órgano más importante del cuerpo y también el más complejo. Controla prácticamente todo el organismo, desde la respiración hasta el caminar. 

De acuerdo con UNICEF, durante los siete primeros años de vida, el cerebro del niño tiene la posibilidad de activar 1.000 neuronas por segundo las cuales además tiene la facultad de conectarse con otras 10.000 neuronas a una velocidad de miles de veces por segundo. De acuerdo con la entidad, las conexiones del cerebro son elementos básicos para el futuro del niño, ya que definen cómo será su salud, su bienestar emocional y su capacidad de aprendizaje.

La psicobiología explica el desarrollo del cerebro como la combinación de dotación genética e influencias ambientales y cada una juega un papel importante en su configuración. Los estudios han clasificado el desarrollo del cerebro en 4 grandes etapas:

1.       Etapa prenatal

En esta etapa, que tiene lugar en el útero, no hay grandes desarrollos físicos, pero, de acuerdo con la universidad se considera una etapa crítica, ya que es el momento cuando se configura el cerebro del niño y las hormonas liberadas por la madre durante el embarazo determinan cómo se desarrollará el sistema nervioso del bebé y cómo este empezará a regular las emociones y respuestas a factores estresantes y físicos como el dolor o los cambios de temperatura.

2.       Fase perinatal

Es el período entre el nacimiento y un mes después del nacimiento. Todas estas etapas involucran desarrollos físicos significativos, pero tienen diferentes impactos en el cerebro.

3.       Infancia en el desarrollo psicobiológico del cerebro

El cerebro no está completamente desarrollado al nacer. Continúa cambiando a lo largo de la infancia, tal y como explica el desarrollo psicobiológico.

Los primeros años son cruciales para el desarrollo del cerebro. Los niños aprenden mucho de sus familias, escuelas y entornos. A medida que el cerebro continúa creciendo, comienza a madurar y gana control sobre el cuerpo.

La infancia es el momento en el que las habilidades cognitivas (atención, memoria, razonamiento, etc.) comienzan a desarrollarse y, la forma en que esto suceda, impactará para toda la vida al individuo llegando a ser determinante para las habilidades sociales, la inteligencia, la flexibilidad, capacidad de atención, habilidades para resolver problemas, habilidades de memoria y demás.

4.       Niñez

Los niños desarrollan rápidamente sus cerebros y este es el momento de sus vidas en el que pueden asimilar muchísima más información. Están abiertos a probar cosas nuevas y aprender nuevas habilidades. Por lo que la educación en la primera infancia es clave en el desarrollo.

En esta etapa los padres o cuidadores son fundamentales y lo que deben hacer es, precisamente, animar a los menores a probar cosas nuevas y enfrentarlos a retos que les enseñen a lidiar con el estrés. En esta etapa también es importante generar espacios saludables, libres de conflictos, donde el ejemplo sea la principal herramienta educativa. UNICEF estima que millones de niños pasan sus años de formación creciendo en entornos poco estimulantes e inseguros en una clara amenaza de su desarrollo cognitivo, social y emocional. 

Finalmente, el cerebro no se termina de desarrollar hasta la adolescencia, por lo que el entorno emocional, afectivo, social, económico y educativo sigue siendo fundamental incluso, hasta la juventud.

Gracias a la psicobiología se puede estudiar cómo las personas aprenden y cambian, así como también cómo se puede intervenir cuando alguien no se está desarrollando adecuadamente, ya que para asegurarse de que el cerebro se desarrolle de la mejor manera posible es importante comprender lo que eso implica.

 

Te puede interesar

3500 millones de personas padecen enfermedades buscales

Las personas con una mayor incidencia de enfermedades bucodentales son las que cuentan con bajos ingresos, las que viven con discapacidad, las de edad avanzada que viven solas o en residencias y las personas que habitan en comunidades rurales remotas.

Niños dentales