Cali está de cumpleaños.

Narrativa de algún caleño enamorado de su ciudad

Editorial Anónimo 25 de julio de 2020
bulevardelro-be41d50eb69e0bcc143b4ae0ed513043-1200x600

N del E: Este texto circula en redes sin firma alguna, pero refleja el sentir de los caleños por su ciudad. Por esta razón y como homenaje a una de las principales ciudades de Colombia, publicamos el texto copiado fielmente.

Y un 25 Julio de 1.536 después de haber creado el mundo y sus tristezas, el altísimo puso una hamaca en las 3 cruces y dijo; "Aquí voy a crear la sucursal del cielo".

Y se dió entonces Jehová benefactor, a la tarea de crear el lulo y las luladas, la empanada con ají, creó también el Dios de Moisés el champús y su primo el masato, el chontaduro con miel y sal, y la grosella y el mango viche, y el borojó con kola granulada, el pandebono, las almojabanas, los aborrajados, el buñuelo y las marranitas y vio Dios que era bueno, entonces también creó el jugo del amor prohibido, y el kumis de Casimiro y los cholados del Oasis. Para calmar la sed del sol ardiente, y creó por último el Dios Yahvé a las caleñas, a imagen y semejanza de las flores y al caleño le dió la virtud de la danza.

Vió el Dios omnipotente que era bueno lo creado y llamole; SANTIAGO DE CALI a todo lo que sus ojos veían desde los farallones y se recostó en su hamaca, a hacer la siesta escuchando al grupo Niche.

Te puede interesar