Cambio climático global

Editorial Ing Oscar Rivera Luna 26 de julio de 2020
climate-change-5128984_960_720

La temperatura ambiente de la tierra y el clima global  han cambiado en forma constante durante siglos por factores como la distancia variable del sol al planeta azul en su órbita elipsoidal, con un promedio de 151millones de kilómetros de distancia. Los gases de efecto de invernadero; GEI cuyos niveles normales siempre cumplieron la función de regular la temperatura ambiente de la tierra, en el promedio de 14 grados Celsius. Pero a raíz de la revolución industrial y su gigantesco desarrollo de las  fuerzas productivas, se iniciaron las emisiones excesivas de carbono y gases equivalentes. La competencia entre las naciones llegó al paroxismo y se alteró el ciclo del carbono y el ciclo del agua. Las enormes ciudades del mundo concentraron las emisiones de gases de efecto invernadero GEI.  Desde sus fuentes fijas como las termoeléctricas, las industrias sucias y móviles; aviones, vehículos movidos con combustibles fósiles. Hasta llegar a 57.000 millones de toneladas de exceso. Además descargas de aguas residuales a las aguas corrientes fluviales y  marinas emiten metano. La población sobre 7500 millones de personas aumenta el metano generado por millones de vacas y en arrozales inundados de toda la tierra. Emitimos excesos de carbono con 1400 millones de vehículos y 176.000 vuelos diarios antes de la pandemia. Excesos en  la agricultura con quemas, las talas de selvas y bosques. Grandes movimientos de tierra, la explotación de calizas y minas de carbón a tajo abierto como El Cerrejón y La Jagua. La desecación de humedales que capturaban carbono rompió el equilibrio del metano. El uso de fertilizantes nitrogenados con residuos tóxicos y enormes emisiones de óxidos nitrosos. La modalidad de ganaderías y cultivos con incendios provocados para convertir las selvas  reguladoras del clima mundial en otra mercancía chamuscada pero cotizable en la bolsa.

Emisiones de carbono cambian la composición de la atmósfera.  La Biosfera

El contenido de carbono en la atmósfera varió de 260 partes por millón en 1860 a 310ppm  en 1900 a 400ppm en 2010 y 418ppm en 2020* a pesar del Coronavirus y la parálisis de carros, trenes y aviones. Lo determinante en el calentamiento de la tierra son los CF, combustibles fósiles que al quemarse emiten carbono y vapor de agua. Las partículas sub micrónicas del combustible Diesel afectan el sistema respiratorio y llegan desde los alvéolos pulmonares al torrente sanguíneo, la médula ósea y las glándulas suprarrenales. La mala calidad del aire causa muertes y enfermedades respiratorias en todo el planeta y conspira contra el funcionamiento del sistema inmunológico. La comunidad científica internacional seleccionó seis  gases de efecto invernadero que equipararon con el carbono por su capacidad de calentamiento global. En una escala que se denomina del carbono equivalente; CO2e; el Metano calienta 21 veces más que el carbono, los óxidos nitrosos 296 veces  más. Los gases per fluoro carbonados y gases hidro fluoro carbonados poseen gran capacidad de calentamiento.

Las moléculas de cloro de refrigerantes causaron enorme agujero desintegrando la capa de ozono; O3 sobre La Antártida.  Tres átomos de oxígeno con dobles enlaces. Surgió sobre la tierra hace 400 millones de años y cumple funciones en la preservación del sistema inmunológico. En 1987 muchos países del mundo firmaron en Montreal Canadá un protocolo para eliminar el uso de refrigerantes y aerosoles con moléculas de cloro, para recuperar la capa de ozono O3. Se logró mitigar y detener el crecimiento del agujero que había alcanzado hasta 29 millones de kilómetros cuadrados a partir de la primavera austral del año 2000. Pero surgió otro problema; la capacidad de calentamiento global de los gases fluoro carbonados es enorme y fue necesario iniciar su reemplazo obligado. Según la revista Science, nunca se lograron frenar las emisiones de carbono, salvo durante los seis meses de forzosa reducción de emisiones por la pandemia y el receso global, pero su contenido total en la atmósfera continúa creciendo.

El Aumento de temperatura ambiente marina sobre 29 grados Celsius causa la fuga de las zoozantellas algas microscópicas multicolores habitantes simbiontes del cuerpo de los corales que viven en colonias de pólipos coralinos. Los corales se blanquean y las algas nutrientes que huyen del cuerpo jamás regresan a la estructura calcárea coralina, mueren y se va disminuyendo su exhalación de oxígeno. Trillones de partículas de fitoplancton luminiscente el principio de la armonía alimentaria del océano sufren por la acidificación marina. La transformación de las fuentes de energía es el principal desafío para la especie humana, quedan 30 años para lograr una economía con equilibrio de carbono.(ORL)

Romana.com.co

Te puede interesar