Congresistas demócratas y miembros de la Casa Blanca discutirán el sábado nuevas ayudas para la economía estadounidense

Mundo Reuters 31 de julio de 2020
2020-08-01T111916Z_1_LYNXMPEG7025M_RTROPTP_4_HEALTH-CORONAVIRUS-USA-CONGRESS

WASHINGTON, 1 ago (Reuters) - Los principales representantes del partido demócrata del Congreso de Estados Unidos se reunirán el sábado con dos de los principales asesores de Donald Trump para tratar de llegar a un acuerdo sobre la inyección de más dinero en la economía de del país, con el fin de aliviar el profundo daño causado por del coronavirus, después de que expirara el plazo de un salvavidas esencial para millones de estadounidenses desempleados.

Durante los últimos meses, el Congreso no ha sido capaz de llegar a un acuerdo para una próxima ronda de ayudas frente a la pandemia del coronavirus, que ha matado a más de 150.000 estadounidenses y que ha provocado el colapso económico más grave desde la Gran Depresión.

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, y el líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer, ambos demócratas, se reunirán con el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y con el jefe de Gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, a partir de las 9 a.m. hora local (1300 GMT) en el Capitolio, según un asistente familiarizado con el asunto.

El Congreso ha acordado hasta ahora unos 3 billones de dólares en medidas de alivio de los estragos del coronavirus.

Pelosi dijo el viernes que rechazó una oferta del Gobierno del presidente republicano Trump para continuar con el pago de 600 dólares a los ciudadanos desempleados durante otra semana, diciendo que tal medida sólo tendría sentido "si estás en el camino" hacia un acuerdo.

"No lo estamos", dijo Pelosi en una conferencia de prensa.

Los miembros de la Casa Blanca adoptaron una línea dura, acusando a los demócratas de rechazar las propuestas de Trump de extender la prestación por desempleo y la moratoria en los desahucios que expiraron la semana pasada.

"Lo que estamos viendo es la política habitual de los demócratas en el Capitolio", dijo a la prensa Meadows, un exmiembro republicano de la Cámara.

La Cámara de Representantes aprobó en mayo un acuerdo de 3 billones de dólares que comprende una amplia gama de medidas frente al coronavirus, incluyendo más fondos para las pruebas del virus, para las elecciones y en apoyo a los gobiernos estatales y locales en aprietos financieros.

El líder de la mayoría del Senado, el republicano Mitch McConnell, reveló el lunes su propio paquete de 1 billón de dólares, que se topó con el rechazo inmediato tanto de los demócratas, que lo calificaron de demasiado pequeño, como de los miembros de su propio partido, que dijeron que era demasiado costoso.

Trump, que se está afanando por apuntalar una economía estadounidense en dificultades mientras se prepara para las elecciones presidenciales de noviembre, ha estado presionando para que se acuerde otro proyecto de ley.

En una reunión celebrada el jueves por la noche entre altos cargos de la Casa Blanca y líderes demócratas del Congreso, las negociaciones se centraron en una extensión de los 600 dólares semanales en ayudas federales al desempleo, percibida por los estadounidenses que perdieron sus trabajos debido a la crisis sanitaria junto a las prestaciones estatales por desempleo.

Según una fuente familiarizada con las negociaciones a puerta cerrada, la Casa Blanca propuso continuar con el pago de los 600 dólares durante una semana más, lo que Pelosi y Schumer rechazaron. La Casa Blanca propuso entonces reducir el pago semanal de 600 a 400 dólares para los próximos cuatro meses. Aunque esto supuso un acercamiento a las demandas de los demócratas, la fuente dijo fue rechazado por insuficiente.

La fuente, que pidió no ser identificada, dijo que la Casa Blanca también insinuó que podría aceptar un acuerdo que no incluya las protecciones legales contra demandas para las empresas y escuelas que McConnell ha dicho que deben ser incluidas.

El jueves, los republicanos del Senado intentaron sin éxito aprobar un proyecto de ley que reducía la prestación por desempleo a 200 dólares por semana.

Te puede interesar