¿Sobre que edificamos los padres?

Salud Rita Valencia T 18 de octubre de 2020
father-2695667_960_720

La formación del ser humano es como construir un edificio, para su construcción se requiere de planificación, de buenos cimientos y toma de decisiones precisas, elementos importantes para que al final la obra sea un éxito.

Cuando una pareja decide unir sus vidas, su relación debe estar cimentada en terreno sólido, y así cuando lleguen las dificultades y pruebas difíciles, no se destruya lo construido, enfrentándolas con entereza, perseverancia, madurez y lealtad.

Cuando deciden traer hijos al mundo deben de estar seguros; el ser padres es una tarea muy linda pero difícil, de mucho compromiso, se debe ser consciente de que ese niño llegara a sus vidas trayendo alegría y unión a la pareja, pero también deberes, compromisos y obligaciones que hay que cumplir, “Educar”, sí, formarlo en valores  importantes para su desarrollo psicosocial; además si el niño desde su nacimiento es educado con ejemplo, amor y respeto, será un niño sano emocionalmente. Los niños vienen al mundo a ser libres y felices y son los padres los encargados de guiarlos en el proceso de formación, obteniendo como resultado final, niños, adolescente, jóvenes y adultos responsables, que hacen parte importante de una sociedad que los acepta sin reparos.

Cuando los niños llegan a un hogar cuyos padres no lo han planeado, traerán mucha angustia, temor y dificultades inesperadas; Pero no todo está perdido, con ayuda de familiares, amigos y profesionales que les orienten para elegir acertadamente el camino y procedimiento a seguir, saldrán adelante, nos podemos equivocar muchas veces, lo que no debemos es quedarnos en el error y observar cómo se derrumba nuestra vida y la de nuestros hijos.

Hay una frase que se escucha muy frecuentemente; “las cosas se deben probar para elegir bien", ¡ERROR!, muchos han probado y se han quedado atrapados sin encontrar salida. No hay que probar la droga para saber si te conviene o  tener sexo para saber si te aman, tampoco hay que probar ser padres, nos podríamos equivocar.

Debemos establecer prioridades y saber cuándo decir ¡NO!, cuando no se debe o no se quiere, hay que tomar decisiones sabias para traer y criar a los hijos.   

Si como padres hemos dado a nuestros hijos una formación basada en amor, respeto, confianza y honestidad,  podremos estar tranquilos y orgullosos de entregar a la sociedad, grandes seres humanos, como es nuestra responsabilidad.(RVT)

[email protected]

https:/psiquiatría.com/directorio/ritavalencia

Te puede interesar