Adolescencia y confinamiento

Etapa en la que los adolescentes, tienen muchas Ilusiones, asumen nuevos retos y responsabilidades,

Salud Rita Valencia T 13 de septiembre de 2020
Rita foto 100

   Es la etapa de la vida en que el joven siente y piensa que tiene muchas cosas, pero no tiene nada, “ES UNA ETAPA MUY LINDA Y MUY COMPLEJA.”

Etapa en la cual los adolescentes, tienen muchas Ilusiones, asumen nuevos retos y responsabilidades, convirtiéndose en seres independientes; buscan saber quiénes son, ponen en práctica valores aprendidos en sus hogares gracias a sus padres y/o familia cercana, comenzando a desarrollar habilidades que les permiten enfrentar el mundo, convirtiéndose en adultos con responsabilidades y con muchas expectativas.

Cuando el adolescente acepta y comprende el apoyo y la formación positiva de sus padres y personas cercanas, sus expectativas se amplían, su desarrollo se desborda, llenándose de energía, buscan ser independientes, salir al encuentro del éxito, realizar todo el proyecto que han ido construyendo con apoyo de sus mayores desde su niñez.

En los jóvenes solemos encontrar talentos valiosos que, en muchas oportunidades, son desperdiciados, coartados o peor aún, subvalorados.

Tienen enorme capacidad de cambiar modelos de conducta social, de manera positiva o negativa según su formación, factor determinante para explorar su futuro.

Los adultos podemos ayudar a promover en nuestros adolescentes, el deseo de lanzarse a construir un mundo mejor que el que conocen, en el orden político, ambiental, social etc. No importa la corriente que ellos decidan seguir, lo importante es que su trabajo sea impecable y su desarrollo sea para el bien de la humanidad, empezando por aquella humanidad mas cercana.

Por ello la adolescencia es considerada como una “ETAPA FASCINANTE” para muchos autores y “COMPLEJA” para otros, es por esto que en el actual periodo de confinamiento, en el que muchos adolescentes sienten que han perdido o disminuido las posibilidades, que no podrán independizarse, que deban esperar para ello y que deben continuar bajo las normas del hogar, sin poder salir a realizar sus metas, surgen muchos interrogantes que les causan angustia y ansiedad, sensaciones apenas normales en este proceso de aislamiento que vive el país y el todo el mundo.

Por lo tanto, los adultos o cuidadores estamos en el deber de apoyarlos en este proceso, tenemos el enorme pero hermoso compromiso, de brindarles información confiable y veraz para que ellos se sientan seguros y capaces de continuar su proceso formativo; aún con la tardanza que supone el momento histórico actual, debemos manifestarles e insistirles que esta situación no es impedimento para alcanzar sus metas, permitirles mirar el confinamiento como algo positivo, donde pueden y deben afianzar sus ideas, sentimientos y valores para salir con pie firme en búsqueda de su futuro, con el compromiso y la ilusión de ser cada vez mejores seres humanos. (RVT)

[email protected]

Te puede interesar