El proyecto aurífero Soto- Norte se pretende imponer contra la voluntad popular en Suratá- California.

Turismo, ecología y agricultura Ing Oscar Rivera Luna 23 de agosto de 2020
naturaleza-5083906_960_720

Planean taladrar un foramen de 2000 metros de longitud, 900 metros de ancho y 780 metros de profundidad y dos túneles de 5800 metros de largo por 5 metros cuadrados de sección. En las entrañas hidrogeológicas de la zona de amortiguamiento del páramo, bajo el frágil valle conformado de aluviones de la quebrada La Baja. Destruyendo todos los conductos de las aguas  que fluyen y se infiltran hacia los cauces hídricos superficiales y venas de aguas subterráneas. Rellenarían el valle de la quebrada Caneyes con 19,13 millones de toneladas de detritus llamados relaves. Secarán las aguas crudas de 2,3 millones de personas que se infiltrarán en el vacío creado a pesar de la coraza de los túneles, como ya sucede en el corazón de las vertientes de Hidroituango.  Sería ejecutada por Mubadala Development Company con sede en Abu Dabi. Violando la ley 99 de 1993 cuyo principio 4 dice textual: “Las zonas de páramos, subpáramos, nacimientos de agua y las zonas de recarga de los acuíferos serán objeto de protección especial”. El Proyecto constituye una flagrante violación a la ley colombiana en beneficio exclusivo del capital extranjero, con regalías miserables y ocasionaría daños irreversibles al perfil del suelo, la flora, la fauna, al agua y la vida de 3 millones de colombianos. Incluyendo especies nativas de la fauna en peligro de extinción; el chirriador Cistothorus apolinari y Cistothorus platensis tomae, los patos zambullidores Podiceps andinus, el pato de páramo Anas flavirostris, el curí Cavia porcellus, los venados de páramo Odocoileus virginianus, el cóndor Vultur gryphus en programa de repoblamiento, osos de anteojos.

La importancia de las formaciones geológicas metamórficas, neis de Bucaramanga, rocas ígneas de la formación Santa Bárbara, páramo Rico con rocas sedimentarias,  formación Floresta; depósitos fluviales y arrastres glaciares que dejaron morrenas, ocurrieron en el cuaternario en el área del complejo Santurbán, por la dependencia de la distribución y la dinámica hidrológica, superficial y subterránea. Si existiera un perfil hidrogeológico del macizo montañoso que sostiene las lagunas de origen glaciar y su preciado líquido vital, se demostraría que el gigantesco agujero cortará y aniquilará los caminos  del agua.

La posición geográfica del páramo y  el subpáramo refuerza su valor hidrogeológico incalculable. Por las lluvias, los numerosos ríos, riachuelos e hilos de agua que se originan en sus lagunas de origen glaciar se convierten en escorrentía superficial. Permanecen en coberturas vegetales, plantas suculentas o recargan los acuíferos subterráneos de los valles inter montanos y el piedemonte de la cordillera Oriental. Los habitantes de poblaciones con minas de oro sufren una horrible pesadilla, vida de miserias, destrucción ambiental, dolor y muerte. La meta de Colombia; duplicar la producción “nacional” de oro para enriquecer al capital internacional de SIMESA. Anglo Ashanti Gold Mines SA, Gran Colombia Gold canadiense perforó a Marmato… La meta de los colombianos es disfrutar del  agua potable, alimentos, empleo digno y vida en armonía con la naturaleza. Millones de personas saben que las pandemias virales, bacterianas y enfermedades-plagas como el Dragón amarillo de los limones son el resultado directo de este tipo de proyectos agresivos. Millones de colombianos entienden que es una amenaza nacional y apoyan la decidida lucha por la vida de los habitantes de Santanderes.(ORL)

Te puede interesar