Un estudio asegura que el ruido del tráfico si influye en el peso corporal

Salud El Mundo Al Instante 24 de agosto de 2020
atasco

En el nuevo estudio se ha examinado la cuestión de si el ruido del tráfico influye a largo plazo sobre el peso corporal.
Un nuevo estudio de la Universidad de Oxford y la Universidad de Leicester, ambas en el Reino Unido, ha explorado una cuestión muy polémica, la de la posible influencia del ruido del tráfico sobre el peso corporal.

En esta investigación, el equipo de Samuel Yutong Cai (Universidad de Oxford) y Anna Hansell (Universidad de Leicester) ha encontrado una conexión entre el ruido del tráfico y la obesidad. La exposición a largo plazo al ruido del tráfico, como la que se sufre al vivir muy cerca de una autopista o junto a una carretera muy concurrida, se asoció con un aumento del índice de masa corporal y de la circunferencia de la cintura, que son marcadores clave de la obesidad.

Los datos revelaron una asociación entre quienes viven en zonas de mucho ruido de tráfico y la obesidad, con un aumento de alrededor del 2% en la incidencia de la obesidad por cada 10 decibelios de ruido añadido. “La asociación persistió incluso cuando tuvimos en cuenta una amplia gama de factores de estilo de vida, como el consumo de tabaco, el consumo de alcohol, la actividad física y la dieta, y también cuando tuvimos en cuenta la situación socioeconómica tanto de los individuos como de la zona en general”, explica Cai. “También se tuvo en cuenta la contaminación atmosférica, especialmente la relacionada con el tráfico”.

Este es el mayor estudio realizado hasta la fecha sobre el ruido y la obesidad. En él se han analizado los datos de más de 500.000 personas de tres biobancos europeos, uno en el Reino Unido, otro en Noruega y el tercero en los Países Bajos. Se encontraron vínculos claros entre el ruido y el peso en el Reino Unido y Noruega, pero no en el caso de los Países Bajos. Aunque el estudio no puede confirmar una relación de efecto y causa, los resultados concuerdan bastante con de los de una serie de estudios anteriores realizados en otros países europeos.

“El ruido no deseado puede afectar a la calidad de vida y perturbar el sueño”, explica Hansell. “Estudios recientes han hecho surgir la preocupación de que el ruido también pueda influir en la salud general, y algunos estudios sugieren vínculos con ataques al corazón y la diabetes. El ruido del tráfico puede aumentar los niveles de estrés, lo que puede resultar en un aumento de peso, especialmente alrededor de la cintura”.

“Las políticas ambientales dirigidas a reducir la exposición al ruido del tráfico pueden ayudar a mitigar muchos problemas de salud, incluida la obesidad”, argumenta Cai.

Te puede interesar