La ciudad de Wuhan en China sería la nueva meca del “turismo oscuro”

General El Mundo Al Instante 30 de agosto de 2020
Turismo-oscuro
Wuhan Yangtze Foto: Instagram

Hiroshima, Chernobyl, Auschwitz, Pompeya. Son algunos de los destinos más populares del “turismo negro”, una forma de turismo que envuelve a los viajes a sitios asociados con la muerte, la catástrofe y la tragedia.

Próximamente podría sumarse a esta lista de lugares Wuhan, la ciudad china donde se originó la pandemia de coronavirus, que ya ocasionó la muerte de más de 827.000 personas en todo el mundo, según los últimos datos reportados por la Universidad Johns Hopkins.

De hecho, el Museo Provincial de Hubei ya ha recopilado alrededor de 1000 artículos utilizados durante la lucha de Wuhan contra la pandemia, incluido el aviso de alta del primer paciente en el Hospital Leishenshan para una exhibición en septiembre, según reportó Hubei Business Channel.

Internacionalmente Wuhan era un destino poco conocido hasta este año, cuando protagonizó los titulares de diarios de todo el mundo por ser el lugar donde se identificó el primer brote de coronavirus, rastreado hasta el Mercado Mayorista de Mariscos de esa ciudad china, ubicada en la provincia de Hubei.

A pesar de ser una gran metrópolis de 11 millones de habitantes, Wuhan siempre había sido eclipsada por ciudades chinas populares como Pekín, Shanghai y Xi’an. Sin embargo, Wuhan ha superado en los últimos meses a Pekín como la principal ciudad nacional para el turismo.

Un estudio sobre las necesidades y tendencias de viaje durante el brote de Covid-19, realizado conjuntamente por el Centro de Investigación Turística de la Academia China de Ciencias Sociales y el Centro de Investigación de la Industria Turística y Cultural de Tencent, descubrió que Wuhan ha sido nombrado el primer destino que los ciudadanos chinos quieren visitar después de que termine la crisis.

Los resultados, publicados el 28 de abril, 20 días después de que la ciudad levantara una estricta cuarentena de 76 días, se basaron en 15.163 cuestionarios, macrodatos de más de 20 millones de publicaciones en cuentas y foros de redes sociales, así como una docena de entrevistas individuales en profundidad.

“Creo que la verdadera razón por la que los internautas querrían visitar Wuhan es para ver la ciudad que ha experimentado los momentos históricos. La situación epidémica ha grabado a Wuhan en nuestras mentes. Hemos visto la perseverancia y la laboriosidad de la gente de Wuhan”, escribió un usuario en Weibo, según relevó CNN.

Sin embargo, el principal deseo de ir a la fuente del virus aparentemente está motivado por la buena voluntad. Los viajeros quieren ayudar con la recuperación económica de la región, según indicó el director de investigación, el Dr. Song Rui, reportó Forbes.

Una abundancia de hoteles baratos y ofertas de viajes asequibles está atrayendo a personas particularmente jóvenes y de bajos ingresos a la ciudad fluvial, explicaron los investigadores.

Las personas dijeron que estarían más tranquilas en los próximos meses si se apegan a las atracciones nacionales y los viajes de corta distancia, dijo Song Rui. Irónicamente, Wuhan se encuentra entre esos lugares que los chinos perciben como “mucho más seguros” que los destinos en el extranjero.

la Grulla Amarilla en Wuhan en la provincia central de Hubei en China Fuente: AFP

La capital de la provincia de Hubei también alberga una variedad de atracciones culturales, históricas y naturales. Uno de sus lugares emblemáticos es el puente del río Wuhan Yangtze, que ayudó a formar Wuhan a partir de la fusión de tres ciudades vecinas. La Torre de la Grulla Amarilla, el Lago Este y el Museo Provincial de Hubei son también algunas de las otras atracciones turísticas más conocidas.

Turismo oscuro o tanaturismo

El término “turismo oscuro” o “negro” surgió en 1996 cuando el Journal of Heritage Studies publicó el trabajo de dos profesores de gestión hotelera, John Lennon y Malcolm Foley. En su libro Dark tourism (2000), Lennon y Foley remontan la práctica al turismo relacionado con el hundimiento del Titanic: las películas del Titanic de 1958 y 1997 inspiraron el interés de los laicos por recuperar artefactos del barco y asistir a exposiciones relacionadas.

Otro artículo de 1996 del investigador de turismo Anthony Seaton despertó el interés académico en lo que llamó tanaturismo, la práctica de viajar a cualquier lugar donde haya ocurrido la muerte en masa.

“Las conmemoraciones son algo que se supone que debemos hacer como sociedad”, explicó a Vice Dorina Buda, profesora de geografía cultural en la Universidad de Groningen y autora del libro Affective Tourism: Dark Routes in Conflict. “Cementerios, monumentos, museos, lugares de batallas, lugares donde ocurrió un desastre, siempre están imbuidos de un aura de significado patriótico o histórico. Y estas narrativas nacionales se reinterpretan a través de una cierta lente de movimiento perpetuo, que invade la historia, los viajes y el turismo”, agregó la experta.

Te puede interesar