La vida de Arthur, el perro aventurero ecuatoriano en un libro

General Gabriela Castellanos 30 de agosto de 2020
Perro-aventurero-ecuatoriano

Arthur, el perro ecuatoriano más famoso, cambió su suerte cuando en noviembre del 2014 se cruzó en el camino del deportista de aventura Mikael Lindnord y su equipo. En medio de la selva, en condiciones difíciles, lastimado y hambriento, Arthur siguió al equipo de Lindnord hasta la meta del Mundial de Aventura Huairasinchi Explorer 2014.

Desde entonces no se han separado. “Sé que Arthur nos ha dado a mi y a mi familia mucho amor. Antes de que yo fuera a Ecuador hace cinco años nunca tuve un perro, no tenía intenciones de hacerlo pero Arthur cambió mi vida. Él completó nuestra familia y estoy muy agradecido por eso y muy agradecido con Ecuador”, dijo Lindnord a revista FAMILIA en una entrevista desde su casa en Suecia.

Allá vive junto a Arthur, su esposa Helena y sus dos hijos. Lindnord se retiró del deporte profesional hace algunos años, pero continúa viajando con su familia en busca de aventuras en las que, por supuesto, su perro lo acompaña.

Ahora, con cerca de siete u ocho años, la salud de Arthur ha empezado a verse afectada. Sus dueños contaron que tiene un dolor en una de sus patas, pero que tras llevarlo a chequeos médicos descartaron cualquier enfermedad. Ahora hace rehabilitación en agua, estiramientos, recibe masajes y vitaminas. “Está cada vez mejor”, cuenta Lindnord.

Arthur-aventurero

Mikael no solo cambió la vida del perro aventurero, Arthur también cambió la suya. “Era un aventurero, un atleta de élite que perseguía medallas por todo el mundo. Creo que hoy en día soy más humilde”, asegura el también escritor.

El libro ‘Arthur, el perro que atravesó la jungla para encontrar un hogar’ se publicó originalmente en el 2016. También se realizó un documental en ESPN sobre el dúo y ya se anunció que próximamente se filmará una película.

Lindnord visitará Ecuador desde el 24 de noviembre hasta el 6 de diciembre. Durante su estancia en el país dará dos conferencias en las que hablará sobre su historia con Arthur, firmará libros y hará un recorrido por los lugares por donde compartió con Arthur. A él lo acompañarán productores para analizar la posibilidad de grabar parte de la película en el país.

“La meta principal de la Fundación Arthur era apoyar el proyecto de la Ley Loba. Luego de que se incluyó una parte en la ley actual pusimos la fundación en espera”, cuenta Lindnord. Ahora, con su regreso al país, espera ver qué otros proyectos de ayuda social puede apoyar. “Espero visitar un país del que he hablado por cinco años. Todos los días he hablado de Ecuador. Quiero conocer a todos los amigos de Arthur”, concluyó.

Te puede interesar