Escenario. Erick Morillo

El triste final del rey Midas de la música electrónica

Cultura y espectáculo Guillermo Romero Salamanca 04 de septiembre de 2020
Dj-Erick-Morillo-1024x768

¿Cuántas veces usted no ha cantado “Yo quiero marchar marchar” de la película Madagascar?

El pasado 1 de septiembre la policía de Miami encontró sin vida a Erick Morillo, el autor de la mítica canción. De origen colombiano había nacido en Nueva York. Tenía 49 años este martes y fue uno de los grandes compositores de éxito en el mundo entero.

En su juventud vivió en Cartagena y allí recibió la influencia caribeña para sus canciones que se convirtieron en las más vendidas en el mundo entero. Era también el rey Midas de la música electrónica. Todos los jóvenes querían estar en sus fiestas y entonces los dólares, el vicio, las más espectaculares modelos, las rumbas eternas llegaron a su vida.

Tenía todo lo soñado por un ser humano. Casas en Ibiza, cuentas repletas de ceros a la derecha. Apartamentos en Los Ángeles y los más lujosos vehículos. Su progenitora intentó varias veces recuperarlo y llevarlo a sanatorios, pero no obtuvo una respuesta positiva.

La maldita Ketamina –una de las drogas más peligrosas del mundo—lo tenían absorto en su infierno a tal punto que en los últimos meses lloraba cuando orinaba.

Unas semanas atrás una mujer lo había denunciado por violación. Ella había estado en una fiesta y cuando se despertó encontró huellas de un abuso sexual. En la investigación el ADN dejado en las sábanas lo delataron. Había comenzado un escándalo de mayores proporciones.

Se refugió en sus sombras y ahora los medios de comunicación de Estados Unidos tienen fuentes según las cuales el rey Midas de la música electrónica había tenido un triste final con un suicidio.

LOS ÚLTIMOS DÍAS DE SORAYA

Este domingo 6 de septiembre Expediente Final, en Caracol Televisión, mostrará cómo fueron los últimos días de vida de la cantante Soraya, quien afrontó una dura lucha contra el cáncer.

Familiares y amigos contarán cómo pasó de ser Auxiliar de vuelo, a convertirse en una de las artistas más relevantes de su época. Además, describirán el duro proceso que vivió en su lucha contra esta enfermedad.

TRES HISTORIAS EN LOS INFORMANTES

Cristian Castillo vivió como indigente en Neiva durante 15 años. Cantaba en cualquier esquina para ganar dinero que luego gastaba en vicio. Una noche, un psicólogo lo escuchó, lo grabó y el video se volvió viral. Así fue como Cristian ganó fama y se convirtió en el Chayanne colombiano.

Martin Luther King soñaba con un mundo libre de racismo y lo asesinaron. Sin embargo, sus ideas no murieron. En plena campaña por la presidencia de Estados Unidos, su voz volvió a sonar aún más fuerte, gracias a sus hijos y a una multitud que marchó frente a la Casa Blanca en contra de Trump y de su sistema. Conozca el sueño de los King y su vacuna contra el odio y la violencia.

Para finalizar, la historia de Mauro Urquijo, uno de los galanes de la televisión colombiana durante los años 90. Se casó y se divorció tres veces, tuvo hijos y estuvo al borde de la muerte por un ataque al corazón y tres isquemias cerebrales. Hoy en día está enamorado de la modelo transgénero María Gabriela Isler con quien piensa irse a vivir a Inglaterra. Allí, ella comenzará una carrera como actriz porno.

EL ORIGEN DE LA CHAMPETA

Viviano-Torres
Viviano Torres

La tarea de estos días en Cartagena es averiguar cómo nació la champeta. Esta región ha dado músicos, canciones y numerosos ritmos.

En la década de los ochenta Viviano Torres comenzó a cantar y a mostrar un estilo musical. Creó la agrupación Anne Zwing y con ella mostraba sus temas en las calles y en pequeños conciertos. Se volvió famoso. Sus coristas también emprendieron sus carreras.

El gran promotor fue Moisés de la Cruz. Ni la radio ni los medios de comunicación creían en este nuevo género musical. Hoy es famoso en el mundo, a tal punto que en la pasada final del fútbol americano, el espectáculo principal estuvo basado en el tema que presentaron Shakira y Jlo.

RITA FERNÁNDEZ PADILLA PRESENTA SU NUEVA CANCIÓN

Rita-Fernandez-Padilla
Rita Fernandez Padilla

‘Sin dejar una huella’ es una canción de la autoría de Rita Fernández, y fue grabada en los estudios Fama Music de propiedad de Jimmy Cuéllar en la ciudad de Valledupar. En esta producción, Rita también interpreta el piano.

La cantautora, es actualmente la presidenta de la Sociedad de Autores y Compositores de Colombia, SAYCO, donde se ha mantenido desde hace un año, siendo la primera mujer en ocupar ese cargo. Es considerada la fundadora del canto y la composición de las mujeres con su grupo ‘Las universitarias’ que fue el primer conjunto vallenato femenino en Colombia.

Rita Fernández es la única juglaresa del vallenato; se destaca en la interpretación sentimental de este género musical, desde su piano, instrumento que le ha acompañado a un sinnúmero de países en todo el mundo con gran exquisitez, dejando la cultura vallenata y colombiana en lo más alto.

‘Sin dejar una huella’ nació en el año 2010 en mi casa de Valledupar, en una madrugada cuando desperté de repente y salté de mi cama rápidamente a escribirla, sintiendo algo muy hermoso que me inspiraba”, dijo Rita Fernández. 

Te puede interesar