En Colombia: América derrotó 1-2 en la Superliga al Junior de Barranquilla

Deportes RAM 09 de septiembre de 2020
Celebración-por-Gol-Americano-1536x1024

Barranquilla, 08 de septiembre_ RAM_ Volvió el fútbol en Colombia tras casi seis meses de inactividad por la pandemia. Y regresó con goles, emociones y con victoria del América de Cali 1-2 de visita al Junior, en Barranquilla, en el en partido de ida de la final de la Superliga, que se resolverá el próximo viernes en el Pascual Guerrero.

Después de 180 días de inactividad en el fútbol colombiano debido a la Pandemia, este martes se cumplió el primer partido oficial en el país que enfrentó a los campeones del primer y segundo semestre del 2019 en la final de la Superliga.

Junior de Barranquilla recibió en el estadio Romelio Martínez al América de Cali, el resultado fue 2-1 a favor del conjunto escarlata, los goles fueron marcados por Miguel Borja al minuto 4 de penal para el local, el descuento fue un autogol de Gabriel Fuentes al minuto 81, el de la victoria fue de Duván Vergara al minuto 82.

En las estadísticas la posesión de balón fue del 30% para Junior y 70% para América, 7 aproximaciones en el Tiburón y tres remates claros al arco por 20 en el escarlata y tres opciones claras de gol. El jugador Germán Mera fue expulsado en Junior al minuto 23.

El partido comenzó con evidentes muestras de la falta de ritmo y compenetración. Muchos pases erráticos y dificultades en el dominio y transporte del balón, especialmente en Junior.

De todas formas, en una acción rápida, Teófilo Gutiérrez envió un pase profundo a Miguel Borja. El delantero cordobés superó en potencia a Juan Pablo Segovia y eludía al arquero Éder Cháux cuando este lo derribó y le cometió un claro penal que el árbitro Andrés Rojas sancionó sin titubeos. No hizo falta el VAR, que en esta serie no se está implementando.

El gol replegó a Junior, que se dedicó a cerrar los caminos hacia el arco de Sebastián Viera. La intención era darle el balón al rival, dejarlo que se tomara confianza y explotar los espacios. El plan pudo salir bien en una jugada de contragolpe que Luis ‘Cariaco’ González echó por la borda cuando tenía varias posibilidades de pase. Se le fue larga la pelota en su intención de encarar.

Posteriormente, Didier Moreno, en una exhibición más de lo que cuesta estar fino después de una inactividad, rechazó aparatosamente una bola y le quedó servida a Adrián Ramos. El atacante la protegió y recibió una falta de Germán Mera. Tampoco se requirió el VAR. Penalti y roja para el zaguero.

Ramos ejecutó y Viera salvó la patria. Junior no se acomodaba en la cancha y con 10 hombres se nubló aún más. Nada de toque, nada de ataque. Había que sacrificar a alguien y retiraron a ‘Cariaco’ para darle pase a Willer Ditta y rearmar la defensa.

América controlaba totalmente el esférico y se insinuaba ofensivamente con esa pesadilla llamada Duván Vergara, que se hace inmanejable cuando encara. Junior, con dificultades, resistió en el fondo hasta el final de la primera etapa.

En el segundo período, Juan Cruz Real sacó al lateral Daniel Quiñones y mandó al terreno de juego al volante creativo Yesus Cabrera buscando mayor profundidad. No la encontraron, a pesar de que se adueñaron completamente del balón.

Los Tiburones seguían desatinados y Julio Comesaña, apenas a los 8 minutos del segundo tiempo, decidió sustituir a Teófilo Gutiérrez y a Miguel Borja al mismo tiempo para darle paso a Edwin Cetré y David Murillo. “Así lo habíamos establecido, no fue un cambio estratégico”, dijo Comesaña.

Excluyó a los dos nombres rimbombantes del equipo buscando hombres con más dinámica. La apuesta no le resultó para contraatacar y para defender le salía a duras penas. Seguía la falta de contención y la dictadura escarlata. Sin la suficiente profundidad, pero se veía venir el empate en cualquier momento.

Se le fueron las luces al Romelio Martínez por unos minutos y se le fueron a Junior durante todo el juego. No recuperaba el balón, no la manejaba y no hacía daño por ningún lado. Carmelo Valencia estaba fundido y desde el banco nunca vino un relevo a pesar de que estaban permitidos los cinco cambios.

Como América era incapaz de traducir su sometimiento en goles, la imprecisión de los defensores de Junior terminó dándole una mano. David Murillo falló en dos lances en los que pudo recuperar el balón, Yesus Carera centró y Fuentes trató de rechazar antes de que Santiago Moreno aprovechara, pero el samario empujó la bola hacia su propio pórtico.

El equipo estaba desgastado y desorientado. América se avispó y Vergara, en una de sus exitosas aventuras individuales, marcó el segundo con un poco de suerte. Su remate se desvió en las piernas de Ditta y desubicó a Viera.

América fue más y se vio mejor ante un Junior que se vio demasiado crudo y oscuro. Faltan encender muchas luces.

El partido de vuelta para conocer el campeón de la Superliga será este viernes 11 de septiembre desde las 7:00 p.m. en el estadio Pascual Guerrero de Cali.

Te puede interesar