Policía incauta manual para ‘Vandalismo’ en las protestas

En la guía se detallaba paso a paso cómo reclutar jóvenes en los barrios y en las universidades, tareas a realizar y códigos de conducta en caso de ser detenidos por la policía.

General La Linterna Azul 03 de octubre de 2020
Manual-de-vandalismo

Uno de los señalados de ser un vándalo infiltrado en las protestas del 9 de septiembre fue capturado por Fiscalía General de Colombia y la Dirección Central de Policía Judicial e Inteligencia (Dijin) la semana pasada, entre los objetos incautados se encontró un manual de instrucción para los reclutadores en universidades y zonas marginales, para integrar gente a estas células. En la guía se detallaba paso a paso cómo reclutar jóvenes en los barrios y en las universidades, tareas a realizar y códigos de conducta en caso de ser detenidos por la policía. Según oficiales del Grupo Especial contra el Terrorismo Urbano, que ya comenzaron a analizar la información, las tareas de reclutamiento debían iniciarse en sectores populares de Bogotá.

El instructivo que le fue encontrado a Justo Ernesto Villarraga Trujillo, alias Justo, —de 73 años— se divide en tres partes y contiene escritos a mano todos los pasos que deberían seguir para reclutar jóvenes.

En la libreta incautada a alias Justo, presentada en exclusiva por el diario El Tiempo, se aprecia que deben dirigir su atención sobre los conversatorios que desarrollan sobre educación alimentaria, procesos de emprendimiento y microempresarios de ciudad Kennedy, al sur occidente de Bogotá.

En una de sus anotaciones, alias Justo señala que se deben conocer dichos programas en las instituciones educativas y los comedores comunitarios de esa localidad. En la libreta se precisa que según la dirección de la militancia se ordena reclutar por lo menos 1 370 militantes y establecer su ubicación exacta y la forma de recuperarlos una vez terminadas las marchas.

El polémico manual recomienda disciplina mediante “vigilancia revolucionaria”, para lo cual recomienda encuentros cada 20 días para informar sobre resultados. Para “identificar” las militancias universitarias, el hombre de la tercera edad, que fue trasladado a la Cárcel Nacional Modelo, dice que se debe implementar lo que él llama la creación del local de universitarios que permita definir un plan de acción político.

Una de las páginas que tiene concentrada la atención de la Fiscalía y la Dijín y que demostraría la plena responsabilidad de alias Justo en la conformación de las células de agitadores y vándalos, es en la que se plantea en detalle cómo deben desarrollarse las movilizaciones, es decir, un manual de recomendaciones jurídicas para el antes, el desarrollo y la finalización de las marchas.

Asegura Villarraga que si las jóvenes son detenidas deben exigir que las mujeres sean las únicas que las requisen. Para el caso de los hombres les enseña que deben exigir la presencia de la Policía de Infancia y Adolescencia.

Según El Tiempo, en tres columnas se indica que antes de iniciar las movilizaciones deben seleccionar rutas, contactos, los roles de cada agitador, las responsabilidades adquiridas, evaluar espacios de acción, así como rutas alternas, puntos de encuentro, puntualidad y sobre todo disciplina.

Los daños materiales de las jornadas de protestas ascienden a 60 instalaciones de policía afectadas, 91 vehículos —entre los que se encuentran 33 buses del Transmilenio afectados y 8 quemados, 44 buses del SITP afectados y 5 incendiados, y un vehículo particular—, 25 motocicletas de la policía destruidas, 22 vehículos de la institución con daños, 5 entidades bancarias saqueadas, tres comercios y un semáforo destruido.

La Fiscalía General de la Nación y la Dirección Central de Policía Judicial e Inteligencia (Dijin), vienen realizando —por varios años— procesos investigativos con el ELN y los Grupos Armados Organizados Residuales (GAOR), los que eran las Farc y su participación en diferentes tipos en áreas urbanas, lo que ellos denominan manejo de masas, en donde desafortunadamente han infiltrado algunas universidades.

Según el director de Seguridad Ciudadana, general Jorge Luis Vargas, «desde hace varios años hay una intención del ELN de llegar a las ciudades a través de su frente Urbano de Guerra Nacional. Con la Fiscalía General de la Nación está claramente demostrado, porque hay condenas de la participación de ellos. Esto que pasa en Bogotá también está sucediendo en otras ciudades».

Ya el comandante del ELN, alias Uriel, reconoció la participación de células urbanas de este grupo terroristas en las más recientes manifestaciones e hizo un llamado a continuar las protestas en contra del Gobierno de Iván Duque.

Juan Felipe Vélez: Economista, Mc, escritor y liberal.

Te puede interesar