497547075dj

Milán: La ciudad de las compras

Mundo Guillermo Romero Salamanca 29 de noviembre de 2020
Milán 4

Milán se encuentra ubicada al norte de Italia, en la región de la Lombardía y es un buen destino para pasar un fin de semana o un punto de partida ideal para conocer otras ciudades del país, ya que los vuelos, especialmente los que aterrizan en Bérgamo, son bastante económicos.

Conocida mundialmente como «la ciudad de las compras» o «la ciudad del glamour», Milán ofrece una serie de atractivos turísticos que la convierten en uno de los destinos más visitados del país transalpino. Tiendas de lujo y grandes firmas comerciales se aglutinan en las mejores zonas de compras para acercarnos al Milán más chic y vanguardista. Y es que aquí, el shopping es una de las actividades más realizadas.

Pero la ciudad no es sólo compras, moda y glamour. Hay varios monumentos y lugares de interés que no debemos dejar de visitar en nuestro viaje.

¿Qué visitar en Milán?

Milan_Cathedral_5260
La Catedral de Milán, es el monumento más representativo y el icono de la ciudad. Se encuentra en pleno centro, en la plaza del mismo nombre, un lugar muy concurrido y el punto perfecto para iniciar el recorrido turístico por Milán.

Y además de monumentos, Milán esconde un tesoro que reclama la atención de miles y miles de turistas cada año, el Cenacolo Vinciano, en cuyo interior se encuentra el magnífico fresco de Leonardo da Vinci «La última cena». Las entradas suelen agotarse con meses de antelación, por lo que es recomendable hacer la reserva lo antes posible. También posee uno de los teatros más reconocidos y famosos del mundo, el Teatro alla Scala, con su museo, el cual es posible visitar.

Se trata de una ciudad de contrastes, aquí encontrarás zonas de aire romántico como Navigli, con sus mágicos canales, zonas muy vanguardistas como la de Corso Como, barrios deportivos como San Siro y plazas que evocan al Milán medieval, como la Piazza dei Mercanti.

Galería Vittorio Emanuele II

Uno de los lugares de mayor afluencia por parte de los visitantes a la ciudad de Milán; la cual se caracteriza en esta ciudad por encontrar en ella las mejores tiendas de ropa, librerías, tiendas de lujo y bares exquisitos.

Palacio Real de Milán

El Palacio Real antiguamente sede o casa de gobierno de esta ciudad de Italia fue protagonista de diversos sucesos históricos y hasta los últimos años convertido en un centro cultural, sede de muestras y exposiciones artísticas y variadas.

Pinacoteca de Brera

La Pinacoteca de Brera es considerada como uno de los museos de mayor importancia en el continente europeo y en el mundo. La cantidad de obras que posee es inigualable y se encuentran ordenadas de acuerdo a sus lugares de procedencia y las épocas de su creación.

Y si hablamos de los alrededores de Milán, hay lugares como el mágico Lago Como y ciudades de aire medieval como Bérgamo, Brescia o Parma aguardan al viajero a escasa distancia.

Situada en la propia Piazza, Santa Maria delle Grazie se encuentra la iglesia con el mismo nombre, una iglesia singular que comenzó a ser construida en pleno gótico, en 1492, y fue terminada por Bramante en pleno renacimiento.

Son dignos de visitar los claustros del edificio, aunque, sin duda, la verdadera joya que guarda la iglesia es su refectorio conocido como el Cenacolo Vinciano, donde se encuentra el grandioso fresco de Leonardo da Vinci: La Última Cena, una de las obras maestras de la historia del arte.

Leonardo fue contratado en 1494 para trabajar en la iglesia y hacer un fresco en la pared norte del refectorio. Eligió La Última Cena para capturar el momento inmediatamente posterior al anuncio de Cristo de que uno de sus apóstoles le iba a traicionar.

Hasta hace muy poco tiempo, no estaba bien conservada debido a la técnica experimental que Leonardo adoptó para realizarla, escogiendo el uso de témpera sobre yeso en lugar del clásico método del fresco. Sus condiciones no mejoraron después de los numerosos intentos de retoque y consolidación en los siglos que siguieron. La última restauración duró más de 20 años y fue terminada en 1999, con éxito en la recuperación de las partes originales de la pintura, por lo que es posible todavía admirar su belleza original.

Gastronomía

En la ciudad de Milán se encuentra una oferta de restaurantes suficiente para satisfacer los gustos y la economía de cada bolsillo.La gastronomía Milanesa se basa en productos como el marisco, la pasta, mantequilla, crema, quesos como el mascarpone (un queso cremoso, ideal para elaborar postres y cremas), gorgonzola, ricotta, etc., y el famoso panettone, bollo relleno de pasas y frutas confitadas que generalmente se sirve en Navidad.

Entre los embutidos destacan el salchichón Milano, caracterizado por el típico «grano de arroz», la Luganega di Monza, típica salchicha utilizada en Lombardía para aliñar arroz y sopas invernales.

La cultura gastronómica deriva de la unión entre la tradición de Pavía y la de Lodi que han originado recetas como la tortilla de ranas, arroz con azafrán, arroz con calabaza, sopa con berzas, callos a la milanesa, la «casoela», hervidos mixtos y la famosa milanesa.
Entre los dulces es notable el «panettone», dulce navideño típico de origen antiguo, así como la «colomba», inventada en ocasión del día de Pascua.

Te puede interesar