497547075dj

Valdepeñas (Ciudad Real): para una escapada perfecta de enoturismo

General Vozpópuli 25 de diciembre de 2020
Molinos_1419768083_16194566_1200x675

Cuando uno piensa en esta localidad de Ciudad Real lo primero que se le viene a la cabeza es el vino. Lógico: en el paisaje de los alrededores hay kilómetros y kilómetros de vides, signo inequívoco de que allí la producción de vino es uno de los motores económicos. Y es cierto que en Valdepeñas todo nos remite al vino, y lo veremos en las propuestas que os vamos a plantear, pero no solo hay eso: también hay cultura, paisajes y por supuesto, ¡bodegas!

Lo primero, y sobre todo te percatarás si llegas en tren, es la hermosa estación que tiene, con su fachada blanca y añil, de hecho en la no muy lejana localidad de Alcázar de San Juan hay otra estación de similares características. No hay que perder de vista los molinos, muy típicos de la zona: el molino de Gregorio Prieto. Prieto fue un defensor de esta típica construcción hasta el punto que consiguió que, en los cincuenta, se construyera aquí el mayor molino del mundo, que alberga el primer museo de Valdepeñas. Una visita ineludible.

Plaza_1419768088_16194775_660x371
                                                                          Plaza Descubre Valdepeñas

En la localidad también hay varios museos, la iglesia del Santo Cristo (del siglo XVII), muy pequeña pero muy bonita y por supuesto, está la zona de las bodegas y el museo del vino. Este museo está en unas antiguas bodegas de las que se conserva la cueva con las tinajas y permite ver la evolución del la vinicultura a lo largo de la historia y cómo han evolucionado sus herramientas. En la zona hay numerosas bodegas, como quiere la tierra: está la bodega Navarro López, donde también se pueden ver cómo era una bodega tradicional (no te pierdas la visita a su cueva que se utiliza en la actualidad para celebrar eventos) o la bodega de Arúspide, una de las más importantes de la localidad.

Molinos_2                                                                                       Molinos Pixabay

Si has viajado en coche, merece la pena recorrer unos kilómetros, 7 en concreto, para acercarte a ver el Cerro de las Cabezas. Se trata de un poblado ibérico fechado en el siglo VII a.C. y sus restos están protegidos como zona arqueológica.

Para dormir, una apuesta segura es el Hotel & Spa Veracruz Plaza
Pero después de un día de visita, para arriba y para abajo, todo buen viajero, como el guerrero, necesita de su descanso. ¿Cuál es nuestra recomendación para que te alojes? El hotel & Spa Veracruz Plaza.

 Habitacion_1419768089_16194816_660x371
                                                                     Habitación Hotel Veracruz

Este hotelito te hará sentirte como en casa: es acogedor, el personal es muy amable, el diseño es moderno pero su gran apuesta es el Wine Spa: sí, de nuevo el vino pero esta vez como tratamiento para tu piel. Sus tratamientos combinan el equilibrio físico, tratamientos de belleza e hidroterapia y te garantizamos que saldrás como nuevo.

Spa_1419768090_16194857_660x371                                                                                      Spa Hotel Veracruz

Los más populares son la chocolaterapia (para golosos) y cafeterapia, las terapias orientales y por supuesto, la vinoterapia: este tratamiento incluye, entre otros, exfoliante con extractos de vino, envoltura o baño de uva morada y masaje con aceites de pepita de uva.

Por supuesto, al finalizar, nuestra recomendación es que te tomes una copa de buen vino, que para eso estamos de enoturismo.

Te puede interesar