497547075dj

El Púlpito

El Papa pide rezar por los que sufren persecución por Jesús

General Guillermo Romero Salamanca 27 de diciembre de 2020
image

“Recemos hoy por los que sufren persecución por el nombre de Jesús. Lamentablemente son muchos. Más que en los primeros tiempos de la Iglesia. Encomendemos a la Virgen María estos hermanos y hermanas nuestros, que responden a la opresión con mansedumbre y, como verdaderos testigos de Jesús, vencen el mal con el bien”, dijo el Papa Francisco en el rezo del Ángelus.

Con motivo de la celebración de la fiesta de san Esteban, mártir por la fe, agregó: “Ser testigos de Jesús es válido también para nosotros. El Señor quiere que hagamos de la vida una obra extraordinaria a través de los gestos comunes, los gestos de todos los días. En el lugar donde vivimos, en familia, en el trabajo, en todas partes, estamos llamados a ser testigos de Jesús, aunque solo sea regalando la luz de una sonrisa, luz que no es nuestra: es de Jesús, e incluso solo huyendo de las sombras de las habladurías y los chismes. Y, si vemos algo que no va bien, en lugar de criticar, chismorrear y quejarnos, recemos por quienes se equivocaron y por esa difícil situación. Y cuando surja una discusión en casa, en lugar de intentar prevalecer, intentemos resolver; y empezar de nuevo cada vez, perdonando a quien ofende. Pequeñas cosas, pero cambian la historia, porque abren la puerta, abren la ventana a la luz de Jesús. San Esteban, mientras recibía las piedras del odio, devolvía palabras de perdón. Así cambió la historia. También nosotros podemos transformar el mal en bien todos los días, como sugiere un hermoso proverbio que dice: “Haz como la palmera, le tiran piedras y deja caer dátiles”.

ORACIÓN A SAN JOSÉ PROPUESTA POR FRANCISCO

El Papa Francisco, en su Carta Apostólica Patris corde, publicada EL 8 de diciembre para conmemorar el 150 aniversario de la declaración de San José como Patrono de la Iglesia Universal, propone una oración para rezar a San José.

La oración, está especialmente dirigida para pedir a San José por la conversión. En ella se pide al “bienaventurado José”: “Muéstrate padre también a nosotros y guíanos en el camino de la vida”.

A continuación, la oración propuesta por el Papa Francisco:

Salve, custodio del Redentor

y esposo de la Virgen María.

A ti Dios confió a su Hijo,

en ti María depositó su confianza,

contigo Cristo se forjó como hombre.

Oh, bienaventurado José,

muéstrate padre también a nosotros

y guíanos en el camino de la vida.

Concédenos gracia, misericordia y valentía,

y defiéndenos de todo mal. Amén.

UN AÑO CON VARIAS FACETAS DE DOLOR

Monseñor Luis José Rueda, arzobispo de Bogotá, dijo que la violencia sufrida por los líderes sociales y campesinos en el país también fue un tema que estuvo sobre la mesa.

“El año que estamos terminando ha combinado varias facetas de dolor, por un lado, el COVID y por el otro la situación del país. Pensábamos que íbamos a tener un panorama más positivo en el respeto a la vida de los colombianos en los distintos lugares, los líderes, hombres y mujeres que acompañan allí las bases, y sin embargo hay muchos signos de violencia, son múltiples formas y factores de violencia y ahí nos toca jugárnosla totalmente por la reconciliación y la paz”, manifestó en una entrevista con Caracol Televisión.

“Necesitamos valorar todo el trabajo que hacen los líderes sociales en las bases, estos que están muriendo, estos mártires de la reconciliación y de la paz, estos servidores en el Cauca, Chocó, en Nariño, en el Valle del Cauca, en Arauca, en Antioquia, en los distintos territorios, aquí en Bogotá, son hombres y mujeres que lo necesitamos para reconstruir el tejido social y con ellos, y con una confianza puesta en el Dios de la vida y de la paz, somos capaces de salir adelante”, explicó.

Y señaló que al asesinarlos “lo que buscan es llenar de miedo a los colombianos y nosotros no podemos llenarnos de miedo”.

37 AÑOS DEL ENCUENTRO

El 27 de diciembre de 1983, hace exactamente 37 años, el Papa San Juan Pablo II perdonó en persona a Ali Agca, el turco que le disparó varias veces en la Plaza de San Pedro dejándolo al borde de la muerte.

El 13 de mayo de 1981 en la Plaza de San Pedro en el Vaticano, Mehmet Alí Agca disparó en varias oportunidades contra el Papa San Juan Pablo II. Herido, el Santo Padre fue conducido al Hospital Gemelli, donde permaneció durante varios meses.

San Juan Pablo II expresó públicamente su perdón al turco en varias oportunidades, pero en el encuentro de 1983 el ofrecimiento lo hizo en persona.

El encuentro de diciembre de 1983 se realizó en la cárcel de Rebibbia en Roma, donde Agca cumplía su condena.

Te puede interesar