497547075dj

El director de la CIA dice que China ya tiene súper soldados

General El Mundo Al Instante 28 de diciembre de 2020
China-tiene-supersoldados-geneticamente-modificados

Hace 28 años se estrenó una curiosa película, ‘Soldado universal‘ (Universal Soldier). La trama era sencilla: el gobierno estadounidense tiene un proyecto para resucitar soldados muertos y transformarlos en súper soldados.

Los súper soldados son modificados para que les puedan volver a crecer los dedos de las manos, y poseen un chip en la cabeza que les permite ser mentes colmena, controlados por Dolph Lundgren o Jean-Claude Van Damme.

Además, hay una conspiración gubernamental que, a lo largo de los años de esta franquicia, se transforma en una especie de Guerra Fría basada en la biotecnología.

Pero lo que muchos no saben o no aprecian, es que la película “predijo el futuro”, al igual que ocurrió con ‘El día de mañana’ (The Day After Tomorrow) y el cambio climático.

¿“Soldado universal” en la vida real?

John Ratcliffe, director de la CIA, hizo está impactante revelación en un artículo para el periódico estadounidense The Wall Street Journal en el que argumentó que China representa la principal amenaza para la seguridad nacional de EE.UU.

“No hay límites éticos para la búsqueda del poder de Beijing”, escribe Ratcliffe.

“La República Popular de China representa la mayor amenaza para Estados Unidos en la actualidad y la mayor amenaza para la democracia y la libertad en todo el mundo desde la Segunda Guerra Mundial”.

“La inteligencia es clara: Beijing tiene la intención de dominar a Estados Unidos y el resto del planeta a nivel económico, militar y tecnológicamente.”

El año pasado, dos científicos estadounidenses aseguraron que China estaba aplicando la biotecnología al campo de batalla, incluido tecnología de edición de genes para mejorar los saldado.

Al parecer China estaría utilizando la herramienta de edición de genes CRISPR, abreviatura de Repeticiones Palindrómicas Cortas Agrupadas y Regularmente Espaciadas.

“CRISPR se ha utilizado para tratar enfermedades genéticas y modificar plantas, pero los científicos occidentales consideran poco ético tratar de manipular genes para mejorar el rendimiento de personas sanas”, escribieron Elsa Kania, experta en tecnología de defensa china en el Centro para una Nueva Seguridad Estadounidense, y Wilson VornDick, consultor sobre China y ex oficial de la Marina.

“Si bien el potencial aprovechamiento de CRISPR para aumentar las capacidades humanas en el futuro campo de batalla sigue siendo solo una hipótesis, en la actualidad hay indicios de que los investigadores militares chinos están comenzando a explorar su potencial”.

“Los científicos y estrategas militares chinos han enfatizado constantemente que la biotecnología podría convertirse en una ‘nueva altura de mando estratégica de la futura Revolución en Asuntos Militares’”.

VornDick dijo que está menos preocupado por la ventaja a nivel militar que por las consecuencias de alterar los genes humanos.

“Cuando empezamos a jugar con organismos genéticos, podría haber consecuencias imprevistas”, dijo VornDick.

La idea de que China cree súper soldados es éticamente aterradora.

Las fuerzas armadas de China son las más grandes del mundo, con 2,2 millones de efectivos. Solo este año, China gastó 178.16 mil millones de dólares en su presupuesto de defensa.

El amanecer del súper soldado parece inevitable.

Otros países en el pasado y el presente han invertido presupuestos en tecnologías que podrían dotar súper capacidades a los soldados.

Quizás la pregunta no sea si deberíamos hacerlo, sino cuándo.

El mundo de la ciencia y la tecnología se ha vuelto completamente loco, estamos enseñando a las máquinas a pensar por ellas mismas, estamos modificando los genes para que un futuro la raza humana sea casi perfecta, pero la realidad es bien otra:

Estamos destruyendo a la humanidad y creando una raza completamente distinta.

Todo esto nos demuestra que la estupidez humana no tiene límites y que estamos liderados por mentes completamente ineptas.

Te puede interesar