497547075dj

Los 'milagros' de Australia y Nueva Zelanda: así han conseguido reducir a cero los contagios

Además del cierre de fronteras y los estrictos confinamientos, los rastreadores y la gran cantidad de pruebas de detección que se realizan juegan en Australia un papel fundamental

Mundo Clara García. Vozpópuli 31 de enero de 2021
cartel-poblacion-alerta-playas-Sidney_1432966817_16391645_1200x675

Que Australia y Nueva Zelanda hayan conseguido reducir casi a cero los contagios de covid-19 en las últimas semanas suena milagroso, especialmente cuando la tercera ola de la pandemia afecta gravemente a países de todo el mundo y mientras surgen nuevas variantes del virus.

Hasta la fecha Australia ha registrado 28.800 casos de coronavirus y 909 fallecidos por esta enfermedad. Actualmente hay 21 hospitalizados y 84 casos activos de covid, pero ningún caso comunitario desde hace al menos 11 días, algo que ha llamado la atención del propio ministro de Salud de Australia, Greg Hunt. "Es significativo que no haya casos de covid en la UCI o con ventilación, y los que están en el hospital se han reducido a 21 en todo el país. Lamentablemente, en las últimas 24 horas vimos otros 526.000 casos en todo el mundo y más de 15.300 vidas perdidas", escribió este pasado jueves en Twitter.

Medidas estrictas

El éxito de Australia en la lucha contra el SARS-CoV-2 radica en las estrictas medidas aprobadas. Una de las más efectivas y aplaudidas por los expertos está siendo el cierre de las fronteras que mantiene al país totalmente aislado desde el 20 de marzo del pasado año. En el caso de viajeros que accedan por motivos justificados, estos deberán pasar una cuarentena obligatoria de 14 días en un hotel aunque hayan dado negativo en una prueba PCR.

También decretar el confinamiento de la población desde el principio de la pandemia ha permitido frenar el avance de la enfermedad en este país de 25 millones de habitantes. Tan solo hace un mes, el Gobierno ordenó el cierre de Sídney después de que se originase un brote con 83 afectados al norte de la ciudad. Del mismo modo, las autoridades australianas confinaron hace unos días Brisbane, una de las ciudades más pobladas, con 2,3 millones de habitantes, tras confirmarse un único contagio local de la cepa británica. 

Además del cierre de fronteras y los estrictos confinamientos, los rastreadores y la gran cantidad de pruebas de detección que se realizan juegan en Australia un papel fundamental. 

Nueva Zelanda

El caso de Nueva Zelanda tampoco ha pasado desapercibido. El país, con cinco millones de habitantes, detectó esta semana sus tres primeros contagios de coronavirus desde el 18 de noviembre. En total ha confirmado 2.299 casos y 25 muertos desde el inicio de la pandemia.

Una vez más, la contundencia con la que se ha actuado para frenar la covid-19 ha sido la clave que ha propiciado que se registren estas cifras. Según un índice publicado este jueves en Australia, Nueva Zelanda ocupa la primera posición en la clasificación de los cien países que mejor han gestionado la pandemia. España se sitúa en el puesto 78 y Colombia, México y Brasil en las últimas posiciones.  

Te puede interesar