497547075dj

Solo contra el mundo

Deportes Esteban Jaramillo Osorio 04 de febrero de 2021

Tras el simplón y descolorido partido final de Copa que coronó a Palmeiras, y la derrota con goleada del Once Caldas, ante Millonarios, se desbocaron mis nostalgias.

Con emoción pasaron de nuevo, por mi memoria agradecida, Valentierra, Henao, Samuel, los profes Montoya y Valencia, Soto, “ el chusco” y todos los que nos dieron el título de la Libertadores.

Capítulo especial para Viafara, del que espero se libere pronto de sus sufrimientos. Que importantes fueron todos, en la noche mas bella.

Pero, cómo nos cambia la vida.

Esencia y objetivos, hoy son distintos. Se corre, pero no se juega y se aspira a poco. El conformismo reina.

El futbol imperante, sin equilibrio, sortea sus desventuras con los goles juveniles, soporte de los resultados menos catastróficos.

Por eso  el elogio a Lemos, porque ante Millonarios, en diferentes ocasiones, peleó solo contra el mundo.

Mucho trabajo le espera a Eduardo Lara, para hacerse competitivo y para corregir las averías de su muro de contención.

Su ataque ilusiona.

El gol es la chispa del juego…Lo saben  Mender, Lemos y Carreazo. Pero, en contra, es un sufrimiento. Preguntenle a Ortíz, a pesar de sus tapadas salvadoras.

Como irónico es el futbol, También pudo ganar el Once Caldas, ante un discreto Millonarios con mejor nómina. y que bello fue el triunfo de la copa porque el Once, aquellos días, jugó mejor que tantos de los últimos finalistas. EJO

Te puede interesar