497547075dj

Las momias con lengua de oro.

General Baltasar Pérez. QUO 08 de febrero de 2021
apertura-lengua-e1612632615521-950x613

Una misión arqueológica que busca los restos de Marco Antonio y Cleopatra, ha encontrado una momia con la lengua de oro. No es la primera

Las lenguas de oro se colocaban en la boca de aquellos que habían pertenecido a la élite social durante el periodo Ptolemaico y el periodo romano. Formaba parte de uno de los rituales más llamativos durante un enterramiento, el  rito de la «Apertura de la Boca y los Ojos». Se trata de una de las ceremonias más importantes del ritual funerario egipcio.

Tuvo sus orígenes en el Imperio Antiguo (III-VI dinastías; hacia 2.640-2.155 a.C) y continuó a través del Imperio Medio, terminando al finalizar el Período Romano (30 a.C.-395 d.C). Con la apertura física de ojos y boca del cadáver  se pretendía devolverle la capacidad de hablar y de observar en el más allá. 

Pese a la ausencia de fuentes literarias y pictóricas, las deformaciones postmortem de la región bucofacial observadas en numerosas momias, y la correlación entre dichas deformaciones, y el instrumental utilizado en la ceremonia, corroboran el hecho de que se celebraban ceremonias de «Apertura de la Boca» sobre cadáveres previamente o durante su embalsamamiento.

LA MOMIA CON LA LENGUA DE ORO
La misión egipcio-dominicana de la Universidad de Santo Domingo, encabezada por la Dra. Kathleen Martínez, que trabaja en el templo de Taposiris Magna, en el oeste de Alejandría, ha descubierto 16 enterramientos excavados en la roca (pozos funerarios). 

Las lenguas de oro formaban parte de un ritual especial para asegurar su capacidad de hablar en la otra vida ante la corte de Osiris
Dentro de estos pozos había una serie de momias en mal estado de conservación, y, entre ellas, han encontrado restos de papel dorado además de amuletos de lámina de oro en forma de lengua que se colocaban en la boca de la momia. Las lenguas de oro formaban parte de un ritual especial para asegurar su capacidad de hablar en la otra vida ante la corte de Osiris.

OTRAS LENGUAS PARA HABLAR EN EL MÁS ALLÁ
La mayor colección de lenguas que sirvieron como amuleto mortuorio para las momias egipcias se conservan en el Museo de Arqueología y Antropología de la Universidad de Pennsilvania. Varias de estas lenguas fueron encontradas en las expediciones de Eckley B. Coxe Jr a Egipto en  1932. Sr. Coxe dedicó la mayor parte de su vida al estudio de la arqueología.  Esta imagen muestra una de estos amuletos.

423237-1024x768Durante mucho tiempo al frente de la Sociedad Egipcia, el Sr. Coxe envió cinco expediciones a Egipto, la última de las cuales, la de Eckley B. Coxe, Jr., descubrió  el templo y el palacio de Meren-Ptah, que se cree que fue el gobernante de Egipto en la época de Moisés.

En la dinastía Han, los nueve orificios del cadáver se tapaban con jade. Uno de los amuletos se colocaba sobre la lengua
LAS LENGUAS DE JADE EN LA DINASTÍA CHAN (CHINA)
La cultura egipcia no fue la única que desarrollo sofisticados rituales para preservar el cuerpo de los difuntos en su creencia de que iban a ser necesarios en la vida después de la muerta. China no se  quedó atrás.

El jade siempre ha sido muy apreciado en China por sus cualidades protectoras, tanto en esta vida como en el más allá. Los chinos creían que el jade tenía el poder especial de preservar el cuerpo del deterioro natural después de la muerte. En la dinastía Han, los nueve orificios del cadáver se tapaban con jade. La cigarra de jade se colocaba en la lengua, las placas cubrían los ojos y los tapones llenaban la nariz y las orejas. La cigarra de jade es la más popular entre las reliquias del período Han. Estos objetos se llaman comúnmente amuletos de la lengua porque se colocaban sobre la lengua del muerto. 

lenguaJade-746x1024                                         Amuleto de la lengua funeraria: Cigarra Siglo II-I a.C.

Te puede interesar