497547075dj

Tres glaciares de la Antártida aceleran un 44% su velocidad hacia el océano

Turismo, ecología y agricultura Baltasar Pérez. QUO 24 de febrero de 2021
Antarctic_ice_velocity_article-950x672

Los glaciares de la Antártida occidental han aumentado la velocidad a la que se deslizan hacia el océano. Tres de los observados han aumentado su velocidad en un 40%.

Los resultados del estudio, realizado tras la observación por satélite de la región de Getz durante 25 años, se ha publicado en Nature Comunications.

El mayor cambio en la región central de Getz, se ha observado en un glaciar fluyendo 391 metros por año más rápido en 2018 que en 1994. Ahora se mueve  a 669 metros por año, un aumento del 59% en solo dos décadas y media.

El estudio también muestra que el conjunto de los glaciares de la zona de Glez perdieron un total de 315 gigatoneladas de hielo, lo que agregó 0,9 mm al nivel medio global del mar, equivalente a 126 millones de piscinas olímpicas de agua.

Getz_glacier_velocity_article                                                           El aumento de velocidad del glaciar Getz.

Los datos de satélite con los que se ha podido registrar la velocidad del glaciar Getz proceden de la misión Copernicus Sentinel-1 y la misión CryoSat de la ESA. Los investigadores esperan que ayuden a determinar si pueden colapsar en las próximas décadas y cómo afectaría al calentamiento global del nivel del mar.

Dirigida por científicos de la Universidad de Leeds en el Reino Unido, la  investigación muestra que entre 1994 y 2018, los 14 glaciares en Getz se aceleraron, en promedio, en casi un 25%. Tres de los glaciares han acelerado su velocidad más del 44%.

Los resultados , también muestran que los glaciares perdieron un total de 315 gigatoneladas de hielo, lo que agregó 0,9 mm al nivel medio global del mar, equivalente a 126 millones de piscinas olímpicas de agua.

 El aumento de velocidad del glaciar Getz.
Heather Selley, autora principal del estudio y glacióloga del Centro de Observación y Modelado Polar de la Universidad de Leeds, explica en un comunicado:

“La región Getz de la Antártida es tan remota que los humanos nunca han pisado la mayor parte de ella.  Sin embargo, los satélites pueden decirnos qué está sucediendo y las altas tasas de aumento de la velocidad de los glaciares, junto con el adelgazamiento del hielo, ahora confirman que la cuenca del Getz está en un ‘desequilibrio dinámico’, lo que significa que está perdiendo más hielo del que gana con las nevadas. »

LOS CIENTÍFICOS UTILIZARON DOS TIPOS DIFERENTES DE MEDICIONES POR SATÉLITE.
Los datos de radar de la misión Copernicus Sentinel-1, los datos heredados de la misión ERS a través de la Iniciativa de Cambio Climático de la ESA y el registro de datos MEaSUREs de la NASA les permitieron calcular la velocidad a la que se han movido los glaciares durante el período de estudio de 25 años,

Para medir cuánto se ha adelgazado el hielo, utilizaron datos altimétricos de las misiones ERS, Envisat y CryoSat de la ESA a través de la evaluación IMBIE.

“Usando una combinación de observaciones y modelos, mostramos patrones de aceleración altamente localizados. Por ejemplo, observamos el mayor cambio en la región central de Getz, con un glaciar fluyendo 391 metros por año más rápido en 2018 que en 1994. Este es un cambio sustancial ya que ahora fluye a una velocidad de 669 metros por año, un aumento del 59% en solo dos décadas y media ”, continuó Heather.

La investigación, financiada por el Consejo de Investigación del Medio Ambiente Natural y el programa Ciencia para la Sociedad de la ESA, informa cómo el adelgazamiento y la aceleración ampliamente reportados observados en los glaciares vecinos del mar de Amundsen, ahora se extienden más de 1000 km a lo largo de la costa de la Antártida occidental hasta Getz.

Antarctic_ice_velocity_article-950x672                                                                          Velocidad del hielo antártico

Anna Hogg, coautora del estudio, explica: “El patrón de aceleración de los glaciares muestra la respuesta altamente localizada a la dinámica del océano.

“Las observaciones de satélites de alta resolución de satélites como Sentinel-1, que recopilan una imagen repetida cada seis días, significa que podemos medir cambios de velocidad localizados con mayor detalle.

«Se necesitan muestreos consistentes y extensos tanto de la velocidad del hielo como de la temperatura del océano para comprender mejor la pérdida dinámica del hielo, que ahora representa el 98,8% de la contribución de la Antártida al aumento del nivel del mar».

Al examinar 25 años de mediciones oceánicas, el equipo de investigación pudo mostrar variaciones complejas y anuales en las temperaturas del océano. Estos resultados sugieren que el calentamiento de las aguas oceánicas es en gran parte el culpable de este desequilibrio dinámico.

VISUALIZACIÓN DEL HIELO PERDIDO DE LOS GLACIARES GETZ

Visualising_ice_lost_from_Getz_glaciers-1024x738

Te puede interesar