497547075dj

Un tercio de las poblaciones de peces de agua dulce está en riesgo de extinción

Las aguas continentales muestran niveles de contaminación cada vez más elevados, incompatibles con el desarrollo de la vida acuática. La biodiversidad de ríos y lagos es la más amenazada

un-tercio-de-las-poblaciones-de-peces-de-agua-dulce-esta-en-riesgo-de-extincion

El número de peces de agua dulce se ha reducido un 76% desde 1970, y los peces autóctonos de más de 30 kg han desaparecido ya de gran parte de los ríos, desplazados en buena parte de los casos por uno de los mayores peces de agua dulce del mundo: el siluro, una de las especies invasoras que más daño está causando en nuestros ecosistemas fluviales.

 Estos datos referidos están incluidos en un informe elaborado por 16 organizaciones mundiales de conservación, el llamado The World's Forgotten Fishes, que evalua y resume el alto ritmo de desaparición que muestran las poblaciones de peces de río en todo el planeta.

bra07-niteroi-brasil-05-06-08-vista-de-la-basura-acumulada-hoy-5-de-junio-de-2008-en-las-playas-de-la-contaminada-bahia-de-guanabara-en-rio-de-janeiro-hoy-se-celebra-el-dia-mundial-del-medio-ambiente-efe-antonio-la                                                                                Río contaminado (EFE)

Entre las causas de esta progresiva desaparición, están la contaminación, la sobrepesca y las prácticas pesqueras destructivas, además de la introducción de especies invasoras no nativas, el cambio climático y la interrupción de las ecologías fluviales, informa The Guardian. Y es que, en la actualidad, la mayor parte de los ríos del mundo están represados en varios de sus tramos, sufren la sobreexplotación de extracciones para riego o la estructura de sus cauces y de sus desembocadura ha sido alterada, lo que dificulta a los peces el normal desarrollo de sus ciclos vitales.

 La vida silvestre lucha por sobrevivir en unas aguas continentales cada vez más contaminadas

 El caso de Reino Unido es en este sentido muy paradigmático. Según los datos de la Agencia Británica de Medio Ambiente, actualmente el país no tiene ningún río que cumpla con los estándares químicos considerados como aceptables, mientras tan solo un 15% de estos fueron considerados en buen estado ecológico. Esto se debe a la contaminación procedente de las granjas y las explotaciones agrarias en intensivo y a los vertidos contaminantes incontrolados.

 Para Dave Tickner, asesor principal de WWF sobre agua dulce "Los hábitats de agua dulce son algunos de los más vibrantes de la Tierra, pero su situación es catastrófica. La vida acuática está luchando por sobrevivir, y apenas puede prosperar ya en las contaminadas aguas de la mayoría de países".

Llamamiento a la acción
Ante esta alarmante situación WWF ha pedido al gobierno británico que ponga inmediatamente en marcha un verdadero plan de recuperación de emergencia para ríos y vías fluviales como parte de sus objetivos más amplios de protección de la biodiversidad y recuperación de la naturaleza. Una medida con la que el gobierno británico pretende acudir a la Cumbre de Biodiversidad de China del próximo mes de mayo, a la que asistirán todos los gobiernos del mundo para discutir sobre el estado de conservación de los hábitats naturales de la Tierra.

 Las poblaciones salvajes de salmón, por ejemplo, que como peces catádromos desarrollan gran parte de su vida en ecosistemas de agua dulce, están en rápido descenso desde la década de 1960. Lo mismo pasa con la anguila europea, que está desaparecido de la mayoría de sus áreas de cría y que actualmente se encuentra en peligro crítico.

mac02-struga-macedonia-05-09-09-la-escurridiza-anguila-vuelve-a-surcar-el-lago-ohrid-gracias-a-los-esfuerzos-para-recuperar-la-especie-despues-de-que-se-le-cortase-su-ruta-natural-desde-el-mar-con-la-construccion-d                                       Anguilas a punto de ser liberadas en una repoblación (EFE)

"Si queremos que las promesas ambientales del Gobierno Británico sean tenidas en cuenta, debe iniciar un plan de acción para la limpieza y conservación de los ríos que permita la recuperación de los hábitats de agua dulce", indicó Tickner. "Eso implica la correcta aplicación de las leyes ya existentes, el fortalecimiento de las medidas de protección de las leyes de medio ambiente y la consecución de los objetivos globales para la recuperación de la naturaleza, incluidos por supuesto los relativos a los ecosistemas de agua dulce "

 The World's Forgotten Fishes revela que la acelerada pérdida de biodiversidad en los ecosistemas de agua dulce es mucho mayor que la de la suma de los océanos y los bosques. De hecho a día de hoy 10.000 de las cerca de 18.000 especies de peces de agua dulce que pueblan el planeta están incluidas en la Lista Roja de la UICN de las especies en peligro de extinción.

Te puede interesar