497547075dj

Subastan una obra de arte "que no existe" por 58 millones de euros

Un Token No Fungible o NFT ha sido subastado por 69 millones de dólares, lo que supone un nuevo récord mundial para una obra digital

Cultura y espectáculo El Confidencial 13 de marzo de 2021
subastan-una-obra-de-arte-que-no-existe-por-58-millones-de-euros

Para entender esta noticia hay que saber primero qué es un NFT, las siglas en inglés para Token No Fungible y que se podría explicar como un elemento digital único. Es decir, es el equivalente digital de cualquier obra de arte que podamos ver en un museo, ya sea una pintura o una escultura, y como tal, tiene un valor.

Hasta ahora, los NFT interesaban solo a un puñado de personas en todo el mundo. Sin embargo, en los últimos meses ese interés se ha disparado y son millones quienes quieren hacerse con obras únicas que solo pueden verse en dispositivos electrónicos. Así hemos llegado a la subasta millonaria que este jueves ha protagonizado Christie's con un nombre que ha sobresalido por encima de todos: Beeple.

Beeple es un diseñador gráfico estadounidense que lleva creando obras de arte digitales desde 2007. Cada día hace una nueva creación y, ahora, decidió hacer un collage con las obras creadas desde 2007, es decir, desde hace 5.000 días. Ese trabajo fue el que puso a la venta Christie's y ha batido un récord en la venta de arte digital: 69,3 millones de dólares.

Los primeros 5000 días
La obra de arte se llama 'Los primeros 5000 días' y hace referencia al tiempo que ha tardado el artista en crear su obra. Desde que la casa de subastas la puso en venta por solo 100 dólares, el interés no dejó de crecer, superando los 10 millones en pocos días. Ahora, la cifra de venta que supone casi 58 millones de euros se ha convertido en todo un récord símbolo de la era digital.

Thank you for watching
Los 58,3 millones de euros alcanzados en la subasta suponen el récord de arte digital

Los responsables de Christie's han explicado a la BBC que la obra de arte "será entregada directamente por Beeple al comprador, acompañada de un NFT único y encriptado". Sin embargo, hay voces que advierten del impacto medioambiental de este tipo de obras digitales porque están almacenadas en una cadena de bloques o blockchain, similar a criptomonedas como bitcoin.

Desde Christie's recuerdan que "el arte digital tiene una historia que se remonta a la década de 1960. Pero la facilidad para la duplicación hacía casi imposible asignar procedencia y valor al medio". Ahora, la tecnología ha permitido que este tipo de arte se globalice: ¿estamos ante una nueva burbuja tecnológica o ante una realidad contrastada?

Te puede interesar