497547075dj

Kamala Harris coordinará "los esfuerzos" para "frenar" el flujo migratorio en EEUU

"No se me ocurre a nadie mejor cualificado para hacer esto", ha asegurado Biden en plena crisis migratoria en Estados Unidos en la que llegan alrededor de 530 menores no acompañados al día

Mundo Por: Camilo Valencia 25 de marzo de 2021
kamala-harris-e1616664931447-1536x865

La crisis migratoria en Estados Unidos con la frontera de México se le está atragantando al nuevo presidente de la primera potencia mundial, Joe Biden. El flujo de personas que quiere entrar en el país sumado a la pandemia, que lo sitúa como el país más afectado por la covid, están provocando una grave y delicada situación. A partir de ahora, la vicepresidenta Kamala Harris coordinará esta gestión.

La semana pasada, el demócrata pidió a los inmigrantes indocumentados que se quedasen en sus respectivos países y pueblos y no acudiesen al país norteamericano debido a la oleada migratoria que deja, en la actualidad, unos 4.000 menores no acompañados.

En una entrevista en 'ABC News', el mandatario se dirigió directamente a los niños y a las familias que piensan en trasladarse. "No vengan. No se vayan de su pueblo, ciudad o comunidad", aseguró frente a la delicada situación en la frontera y en los centros que acogen a menores.

Precisamente en ese punto, las declaraciones se unían a las recientes e impactantes imágenes publicadas por el Gobierno de Biden de los centros de detención de menores en EEUU. Imágenes que muestran a niños acurrucados en el suelo bajo mantas de aluminio en habitaciones improvisadas abarrotadas de gente.

 Imágenes publicadas por el Gobierno de EEUU de un centro de detención de menores en Texas.
El gobierno demócrata trata de derogar muchas de las políticas implementadas por el expresidente estadounidense, Donald Trump, y quiere que el Congreso apruebe una amplia reforma migratoria para dar una vía a la ciudadanía a millones de indocumentados.

Por el momento, el pasado jueves la Cámara de Representantes aprobó la primera de las dos propuestas que buscan legalizar la situación irregular de unos once millones de personas en el país.

Harris, la encargada de solventarlo
Además, este miércoles, Biden ha encargado a su vicepresidenta, Kamala Harris, "los esfuerzos" para "frenar" el flujo migratorio en la frontera sur con México, en el que será, sin duda, su primer gran reto desde que llegó a la Casa Blanca.

"No se me ocurre a nadie mejor cualificado para hacer esto", ha asegurado Biden durante una reunión junto al secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, y el secretario de Salud y Servicios Humanos, Xavier Becerra.

Según recogen los datos de la Administración, alrededor de 530 menores no acompañados llegan a la frontera todos los días.

Así, el líder demócrata ha pedido a Harris que lidere a Estados Unidos en la alianza con México y el conocido como Triángulo Norte -El Salvador, Guatemala y Honduras- porque "necesitarán ayuda para frenar el movimiento de tanta gente y detener la migración en la frontera sur".

La vicepresidenta, según el presidente, "ha aceptado liderar" el esfuerzo diplomático y trabajar con dichos países "para aceptar" a quienes lleguen, así como para "mejorar la aplicación de las leyes migratorias en sus fronteras".

"En algún momento iremos a la frontera", ha dicho la vicepresidenta, aunque, ha continuado, "la realidad" es que primero deben "lidiar con las causas fundamentales". "Tenemos que lidiar con lo que está sucediendo en el Triángulo Norte y abordarlo de una manera que no solo se trate de diplomacia", ha defendido.

Llegan 530 niños no acompañados al día
Tras la salida de Trump de la Casa Blanca, quedaron muchos frentes abiertos en la Administración. Una serie de retos a los que se tenía que enfrentar Biden desde el primer día. Uno de ellos, la inmigración, que junto a la pandemia de covid complicaba la gestión del Gobierno.

menores-centro-eeuu-1000x625    Imágenes de los centros de menores migrantes no acompañados compartidas por el Gobierno de Biden. Europa Press.

Además, Biden prometió durante su campaña para las elecciones del pasado 3 de noviembre que revertiría las políticas más polémicas del expresidente, entre ellas, las políticas migratorias en relación a México.

Según recogen los datos de la Administración, la Patrulla Fronteriza está viviendo una mayor presión en los últimos meses y señalan que alrededor de 530 menores no acompañados llegan a la frontera todos los días. A día de hoy, hay más de 21.000 menores bajo la custodia de EEUU.

Te puede interesar