497547075dj

Este es el Sábado Santo de Luto

General Guillermo Romero Salamanca 03 de abril de 2021
image

Es el segundo día del Triduo Pascual y la Iglesia está de luto en espera junto al sepulcro. No es Sábado de Gloria desde 1955, sino Sábado Santo de Luto; también durante la mañana no hay misa. 

El sábado Jesús yacía en su tumba para el desconsuelo de los apóstoles que estaban convencidos de que todo había acabado. Mientras tanto, su madre, acompañada del apóstol Juan, recordaba las palabras del Señor cuando predecía “Al tercer día resucitaré”.

El altar permanece desnudo hasta la Vigilia Pascual, uno de los principales actos religiosos del año litúrgico, que se realiza después de las 18 horas. La vigilia es la más grande y santísima noche del año, la celebración antigua más importante y más rica de contenido. En ella se vela para expresar que los fieles siguen en la espera, en la vigilancia y en la esperanza de la venida del Señor, del cumplimiento del nuevo y definitivo paso con él.

Es una noche en la que se entona el Pregón Pascual, también conocido como "Exultet". Se trata de uno de los himnos más antiguos del cristianismo. Durante la Vigilia Pascual, renuevan las promesas bautismales, también se administra el Bautismo a los nuevos cristianos. Al concluir la Vigilia Pascual, se canta el Regina Coeli, alabanza a la Virgen María.

A pesar de ser un día no litúrgico, y por lo tanto no es correcto celebrar procesiones, en lugares como en Valladolid, se celebra el Ofrecimiento de los Dolores a la Santísima Virgen en la iglesia de la Vera Cruz y se produce el traslado del Cristo Yacente en el Real Monasterio de San Joaquín y Santa Ana.

“El Sábado Santo en la mañana reina el silencio y su riqueza, propio del hombre y mujer interior y reflexivo a la escucha de su conciencia. Se rompe en la noche con la celebración de la fiesta por la Vida, la Solemne Vigilia Pascual, la precede la Bendición del fuego, el Cirio Pascual encendido y el pregón Pascual. Las lecturas son densas y profundas sobre las acciones liberadoras de Dios en el Antiguo Testamento y Nuevo Testamento. Las acompaña un Salmo y la Oración colecta que recoge la acción liberadora de Dios. Antes de pasar al Nuevo Testamento se prenden las luces. El Evangelio es antecedido por el Gloria”, explica el padre Alejandro Gaitán.

“Este día se renuevan los compromisos bautismales por medio de este sacramento participamos de la muerte y Resurrección de Cristo y participamos de su mesa con Gozo”, complementa. (GRS-Prensa).

Te puede interesar