497547075dj

Científicos detectan y cuantifican con un examen de sangre la depresión

Ciencia tecnología e innovación El Mundo Al Instante 28 de abril de 2021
3522_detectar-y-cuantificar-con-un-analisis-de-sangre-la-depresion
El Dr. Alexander B. Niculescu. (Foto: IU School of Medicine)

¿Será posible con un análisis de sangre diagnosticar que una persona padece o puede padecer depresión o trastorno bipolar y determinar con precisión el nivel de gravedad de su estado?

El equipo del Dr. Alexander B. Niculescu, profesor de psiquiatría en la Escuela de Medicina de la Universidad de Indiana en la ciudad estadounidense de Indianápolis, lleva años trabajando en el concepto de “medicina de precisión” en el campo de la psiquiatría, con el objetivo de poder evaluar de manera fiable mediante análisis de sangre algunos trastornos mentales.

En su nuevo estudio, publicado en la revista académica Molecular Psychiatry, él y sus colaboradores han obtenido datos nuevos y reveladores sobre la base biológica de las alteraciones del estado de ánimo que sufren las personas con depresión y han ideado un prometedor análisis de sangre para diagnosticar la depresión y determinar con precisión el nivel de gravedad de la afección y el riesgo de sufrir trastorno bipolar.

Concretamente, el nuevo análisis de sangre, basado en biomarcadores de ARN, puede distinguir la gravedad de la depresión de un paciente, el riesgo de que desarrolle una depresión grave en el futuro y el riesgo de padecer un futuro trastorno bipolar (enfermedad maníaco-depresiva).

Este trabajo se basa en investigaciones anteriores realizadas por Niculescu y sus colegas sobre biomarcadores sanguíneos vinculables al impulso suicida, así como al trastorno por estrés postraumático y a la enfermedad de Alzheimer.

Los biomarcadores sanguíneos ofrecen ventajas en la práctica clínica, sobre todo para el caso del cerebro, del que no pueden hacerse fácilmente biopsias en individuos vivos, tal como subraya Niculescu. “Hemos trabajado duro durante años para identificar biomarcadores sanguíneos de trastornos neuropsiquiátricos”, destaca Niculescu. “Teniendo en cuenta que una de cada cuatro personas tendrá un episodio clínico de trastorno del estado de ánimo a lo largo de su vida, no se puede pasar por alto la necesidad e importancia de esfuerzos como el nuestro”.

Según Niculescu, el trabajo realizado por su equipo ha abierto la puerta a que sus hallazgos se traduzcan en la práctica clínica, además de ayudar al desarrollo de nuevos fármacos.

Te puede interesar