497547075dj

Ya empezaron a tirar las redes aprovechando lo revuelto de los ríos

Editorial Camilo Valencia 09 de mayo de 2021

Que señora tan oportunista, me refiero a las “conmovedoras” palabras de una senadora de apellido Cabal arengando en un video al pueblo caleño a no dejarse doblegar, como siempre empiezan a aparecer los pescadores de los ríos revueltos.

Es fácil decir vamos a resistir, claaaro, ella seguramente en Bogotá y los que están en Cali secuestrados gracias a la ineptitud de los legisladores y la tibieza de sus gobernantes locales, en aparente contubernio con los líderes de la minga y el caos que ello provoca, defendiéndose con oraciones y la Santa Cruz.

¿Ella posa de heroína porque le pidió a la Procuraduría, a la Defensoría y a la fuerza pública que hicieran su oficio?, no puedo creer lo que escuché, fue imposible no recordar a Cervantes, no el de El Quijote, sino nuestro malhadado filosofo de Palenque.

Ya veremos, a la señora muy Cabal en la plaza pública, cobrándole a Cali su bravata del 9 de mayo de 2021.

Eso que ella tan inteligente y generosamente dice haber pedido, lo estamos exigiendo vehementemente los colombianos, como es nuestro derecho, desde que al gordito de la televisión, se le ocurrió lo de la reforma tributaria, parece ser y voy a averiguar, que la Casa de Nariño es otro país o república independiente que llaman, porque en Colombia no es momento de reformas suicidas.

Es curioso que todos hablen del legítimo derecho a la protesta, pero el presidente Duque, quien tiene curiosamente dos de las cuatro sílabas de la palabra BADULAQUE, (no estoy diciendo con esto que sea medio badulaque, porque me parece completo) desconoce el derecho al disenso y todos tenemos que asentir como perritos de taxi a sus constantes incoherencias.

La protesta es consecuencia de la sordera del que mandonea y no escucha las voces en desacuerdo. El presidente se cree "artista" y quizás por eso lo "unplughed" (desconectado) de su cerebro.

Nos tortura con su presencia y autoelogios todos los días con un bodrio de una hora a nivel nacional en por lo menos 10 canales, al mejor estilo del impresentable vecino venezolano con su dictatorial programa Aló Presidente, solo que aquí es  “a lo presidente”.

Aun así, no ha sido capaz de comunicar ni de conectarse con sus hoy casi 50 millones de víctimas.

Te puede interesar

Pobre mi país

Me preguntan desde algún lugar fuera del país, ¿Cómo están las cosas acá? y ¿Qué pienso del futuro político del país?  

El gobierno debe crear las condiciones

"Cuando los colombianos unifiquen sus metas y estas no sean fungir de pordioseros con garrote como hasta ahora, podrán exigirle al gobierno, crear las condiciones y no le mendigarán un cheque que al final saldrá sin fondos".