497547075dj

El borofano, un material mas fino, fuerte y versátil que el acero

Un equipo de científicos ha desarrollado el borofano, un nuevo material, basado en boro e hidrógeno, con grandes aplicaciones tecnológicas

Ciencia tecnología e innovación Teresa Bermejo. QUO 08 de junio de 2021
Borophene-950x691

Quizá conozcas el grafeno, un material de carbono, muy resistente y con interesantes propiedades para la electrónica y la industria. Ahora tiene compañía. Unos científicos del Laboratorio Nacional de Argonne del Departamento de Energía de EEUU en colaboración con la Universidad de Northwestern y la Universidad de Florida, han creado un nuevo material extrafino, llamado borofano.

El borofano es un material extremadamente fino: su grosor es menor a un nanómetro, es decir, menor que la millonésima parte de un milímetro. Con este material se pueden crear nanohojas, láminas anchas y largas pero de solo un par de átomos de grosor. Su estabilidad y propiedades nanoeléctricas le hacen un candidato perfecto para la construcción de dispositivos electrónicos, células solares, baterías y equipos médicos en el futuro.

Anteriormente se había desarrollado el borofeno, un material compuesto únicamente por una lámina de boro de un átomo de grosor, que se sintetizó por primera vez en el año 2015. Sin embargo el borofeno es muy difícil de preparar y al entrar en contacto con el aire reacciona, se vuelve inestable y cambia de forma. Todos estos problemas se han resuelto con el borofano.

BOROFANO, UN MATERIAL CLAVE PARA EL DESARROLLO ORDENADORES ÓPTICOS

Mark Hersam, profesor en de la Universidad de Northwestern, y sus colaboradores descubrieron que al mezclar el borofeno con hidrógeno se formaba borofano. Este producto es mucho más estable y manejable.

Pierre Darancet, nanocientífico, explica que también es posible cultivar borofeno sobre un sustrato de plata y luego exponerlo al hidrógeno para formar borofano. La estructura resultante es suficientemente estable para integrarse con otros materiales y así lograr nuevas propiedades.

Los investigadores creen que este material, más fuerte y versátil que el acero, puede ser la clave en el desarrollo nuevas tecnologías como los ordenadores ópticos.

Te puede interesar