497547075dj

¿Cuánto plástico comen los animales y nosotros?

Planeta Ing Oscar Rivera Luna 11 de junio de 2021
sea-turtle-3322226__340

Micro partículas y moléculas de plástico se mezclan y se fusionan con el plancton, esencia de la cadena alimenticia. Los peces, delfines, tiburones, ballenas, aves marinas y tortugas mueren por indigestión de plástico. La WWF, informó en 2016 que se habían extinguido el 81,9% de los peces de agua dulce del mundo. Se calcula que los seres humanos consumimos el equivalente a una tarjeta de crédito semanal con gran riesgo toxicológico potencial.

Se han descubierto 7 islas que alcanzan dimensión alarmante:

1. La nueva “isla de plástico” en el Mar de Los Sargazos fue localizada por   Greenpeace explorando en la Zona Atlántica. Con residuos, reconocibles: botellas de champú, aparejos de pesca, contenedores rígidos, bolsas.

2. La Isla del Ártico descubierta en 2013, en el Mar de Barents, cerca del Círculo Polar Ártico. Es la isla de plástico más pequeña. Los restos provienen de Europa  y la costa este de América del Norte y se desplazan en las corrientes marinas hasta el norte de Noruega.

3. Islas del Océano Índico. Se descubrió en 2010. La isla tiene una extensión de más de 2 millones de kilómetros cuadrados con una densidad de 10.000 residuos por kilómetro cuadrado.

4. Isla del Atlántico Sur. Área de un millón de kilómetros cuadrados y se mueve por la corriente marina del Atlántico Sur. Situada entre Sudamérica y el sur de África.  

5. La Isla del Atlántico Norte. Descubierta en 1972, su extensión es de 4 millones de kilómetros cuadrados. Alta densidad de residuos: hasta 200 mil por kilómetro cuadrado. Impulsada por la corriente marina del Atlántico Norte.

6. Isla del Pacífico Sur, descubierta recientemente frente a las costas de Chile y Perú, ocho veces más grande que Italia. Con una superficie de 2,6 millones de kilómetros cuadrados contiene micro partículas de plástico erosionado con el paso del tiempo y por los agentes atmosféricos.

7. La Gran Isla del Pacífico. Entre California y el Archipiélago de Hawái, sigue la corriente oceánica del vórtice subtropical del Pacífico Norte. Es la isla plástica más grande del mundo, existe hace 60 años y alcanza millones de kilómetros cuadrados. La concentración es de un millón de residuos por kilómetro cuadrado.

El mar es la cuna de la vida, las corrientes marinas regulan lluvias y el ciclo del agua. Los arrecifes coralinos y el fitoplancton exhalan un alto % del oxígeno del planeta que permite la vida de animales, vegetales y humanos. Los excesos de carbono acidifican las aguas marinas y conspiran contra la vida de las especies. Debido al aumento de temperatura las profundidades abisales exhalan el metano en forma de hidratos de carbono.

Ha llegado el momento de entender que la vida humana depende del mar, y emulando al profeta de las escrituras que durará tanto como los arrecifes que engalanan las aguas someras formando jardines de pólipos y algas coloridas. Pero los asfixiamos con el légamo fumígeno de las aguas residuales, combustibles, grasas y aceites, ácidos, agroquímicos, hormonas, lodos, mercurio, cianuro, residuos nucleares…Todos los habitantes de la tierra podemos suspender la disposición de plásticos en aguas corrientes de quebradas, lagos, ríos y en los mares, que amenaza todas las formas de vida.


Oscar Rivera Luna
 


 

Te puede interesar