497547075dj

Las personas que comen al menos dos raciones de fruta al día tienen un 36% menos de probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2

Salud El Mundo Al Instante 22 de junio de 2021
0bb991c7-6a94-4862-8dba-2c1012721020

La diabetes de tipo 2 es un problema de salud pública cada vez mayor: se calcula que hay en el mundo 451 millones de personas que padecen esta enfermedad, sin contar los cientos de millones que están cerca de comenzar a sufrirla.

El equipo de la Dra. Nicola Bondonno, del Instituto de Investigación de la Nutrición, adscrito a la Universidad Edith Cowan en Australia, ha completado un estudio en el que ella y sus colegas examinaron datos de 7.675 australianos, evaluando su consumo de frutas y zumos de frutas y la prevalencia de la diabetes al cabo de cinco años.

Los resultados de la investigación indican que las personas que comían al menos dos raciones o piezas de fruta al día tenían valores de sensibilidad a la insulina mayores que los de quienes comían menos de media ración.

Lo descubierto en el estudio también sugiere que las personas que comen al menos dos raciones de fruta al día tienen un 36% menos de probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2.

“Encontramos una asociación entre la ingesta de fruta y los marcadores de sensibilidad a la insulina, lo que sugiere que las personas que consumían más fruta tenían que producir menos insulina para reducir sus niveles de glucosa en sangre”, explica la Dra. Bondonno. “Esto es importante porque los niveles elevados de insulina circulante (hiperinsulinemia) pueden dañar los vasos sanguíneos y están relacionados no solo con la diabetes, sino también con la hipertensión arterial, la obesidad y las enfermedades cardíacas. Una dieta y un estilo de vida saludables, que incluyan el consumo de frutas enteras, es una gran estrategia para reducir el riesgo de desarrollar diabetes de tipo 2.”

El equipo no observó la misma relación beneficiosa para el zumo de frutas. “Solo se observó una mayor sensibilidad a la insulina y un menor riesgo de diabetes en las personas que consumían fruta entera, no zumo de fruta”, recalca la Dra. Bondonno. “Es probable que esto se deba a que el zumo tiende a ser mucho más alto en azúcar y más bajo en fibra”.

El estudio, titulado “Associations between fruit intake and risk of diabetes in the AusDiab cohort”, se ha publicado en la revista académica Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism.

Te puede interesar