497547075dj

En un rascacielos de 632 metros abre sus puertas el hotel más alto del mundo

El J Hotel, recién inaugurado, ocupa las últimas plantas de la Shanghai Tower, el segundo rascacielos más alto del mundo

Mundo El Mundo Al Instante 21 de julio de 2021
j-hotel-shanghai-kisF-620x349@abc
Una imagen del restaurante de la planta 120 del J Hotel, en la Shanghai Tower – Hector RETAMAL / AFP

La Torre Shanghai –inaugurada en 2015– es el segundo rascacielos más alto del mundo (632 metros), por detrás del Burj Khalifa de Dubái (828 m). Y en su interior acaba de abrir el J Hotel, que puede presumir de ser el nuevo establecimiento de este tipo situado a más altura en el mundo, en los últimos pisos de la torre, entre el 84 y el 120.

J (la inicial de Jinjiang) es la principal marca hotelera de lujo de Jin Jiang International Hotels, el grupo hotelero más grande de China y el segundo más grande del mundo.

Situada en el distrito financiero de Lujiazui, la Shanghai Tower –obra del arquitecto estadounidense Marshall Strabala– tiene una sorprendente forma de espiral, y sus promotores la vendieron como un símbolo de la arquitectura sostenible. Por ejemplo, cuenta con una doble capa de vidrio, lo que permite el paso de la luz del sol al interior y a la vez mejora el aislamiento del edificio. En su interior hay oficinas, lugares de entretenimiento, tiendas, un centro de conferencias… y un hotel de lujo, recién abierto.

El hotel de la Shanghai Tower cuenta con 165 habitaciones, incluidas 34 suites, ubicadas desde los pisos 86 al 98 y varían de 61 metros cuadrados a 380 metros cuadrados. La piscina está en el piso 84, y el restaurante, en el 120 (en realidad, en el hotel hay siete restaurantes y bares). Las vistas desde cualquiera de esos espacios, como cabe imaginar, son impresionantes, comenzando con el río Huangpu y atravesando el corazón de la ciudad, desde el Bund y la Oriental Pearl Tower hasta las extensiones de Puxi y Pudong.

No será un lujo barato. Para celebrar su apertura, J Hotel propone una ‘tarifa de experiencia especial’ desde 400 euros por noche en las habitaciones más ‘económicas’.

En la Shanghai Tower hay –entre otros– dos récords menos comentados: el del mirador situado a más altura (561,3 metros) y el ascensor más rápido del mundo, reconocido en su momento por Guinness World Records. Puede acelerar hasta llegar a 73,8 km/h.

Por: José Infante Ferrucho

Te puede interesar