497547075dj

Un nuevo fármaco podría erradicar aparentemente algunos tipos de cáncer con metástasis

Salud El Mundo Al Instante 24 de julio de 2021
2357_erradicacion-aparente-de-algunos-tipos-de-cancer
Hallar una vía química para matar selectivamente células cancerosas es la meta de muchas investigaciones oncológicas, pero no es fácil alcanzarla. (Ilustración: L. Brian Stauffer)

Un nuevo fármaco para tratar el cáncer de mama mata a entre el 95 y el 100% de las células cancerosas en modelos de ratón del cáncer de mama con receptores de estrógenos positivos y sus metástasis en hueso, cerebro, hígado y pulmones.

En los experimentos, el nuevo fármaco, denominado ErSO, reduce rápidamente los tumores, incluso los grandes, hasta niveles indetectables.

El trabajo de investigación y desarrollo lo ha llevado a cabo un equipo que incluye, entre otros, a David Shapiro, Paul Hergenrother, Darjan Duraki, Matthew Boudreau y Ji Eun Kim, todos estos de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign, Estados Unidos.

“Incluso cuando unas pocas células de cáncer de mama sobreviven, y se deja que los nuevos tumores crezcan durante varios meses, esos tumores rebrotados siguen siendo completamente sensibles a la repetición del tratamiento con ErSO”, destaca Shapiro. “Resulta sorprendente que el ErSO provocara la rápida destrucción de la mayoría de las metástasis de pulmón, hueso e hígado y la drástica reducción de las metástasis cerebrales, ya que los tumores que se han extendido a otros lugares del cuerpo son los responsables de la mayoría de las muertes por cáncer de mama”.

La actividad del ErSO depende de una proteína llamada receptor de estrógenos, que está presente en un alto porcentaje de los tumores de mama. Cuando el ErSO se une al receptor de estrógenos, sabotea una vía celular que prepara a las células cancerosas para un rápido crecimiento y las protege del estrés ambiental. Esta vía, denominada a-UPR (por las siglas en inglés de “anticipatory Unfolded Protein Response”), protege a las células cancerosas de ser eliminadas por los fármacos contra el cáncer.

El modo en que ErSO sabotea esa vía celular consiste en sobreactivarla, lo cual ya no tiene efectos positivos sobre las células cancerosas, sino que resulta letal para ellas.

Shapiro y Neal Andruska identificaron por primera vez la vía a-UPR en 2014. Las pruebas con un primer fármaco experimental para sabotear esa vía lograron matar selectivamente a las células de cáncer de mama con receptores de estrógenos positivos. Sin embargo, aquel compuesto, aunque impedía el crecimiento de las células de cáncer de mama, no las mataba rápidamente, y además tenía efectos secundarios perjudiciales.

Para la nueva investigación, Shapiro y Hergenrother trabajaron juntos para buscar una sustancia mucho más potente y sin efectos secundarios detectables, lo que han conseguido, al menos para los animales en los que la sustancia se ha probado.

En los análisis llevados a cabo hasta ahora, el compuesto fue bien tolerado en ratones, ratas y perros a los que se les administraron dosis muy superiores a las requeridas para la eficacia terapéutica.

La empresa farmacéutica Bayer AG explorará el potencial del nuevo fármaco de cara a la nueva fase de la investigación, con ensayos clínicos.

Por su parte, Shapiro y sus colegas estudiarán si el ErSO es eficaz contra otros tipos de cáncer que contienen un receptor de estrógeno.

El estudio sobre ErSO se ha publicado en la revista académica Science Translational Medicine, con el título “A small-molecule activator of the unfolded protein response eradicates human breast tumors in mice”.

Te puede interesar