497547075dj

Refrigeradores de arcilla que funcionan sin electricidad

Se trata de neveras 100% ecológicas que funcionan con un principio similar a nuestro tradicional botijo, todo gracias a las características de la arcilla

Planeta El Confidencial 13 de septiembre de 2021
42a5309b5df7e9acfb54ecebc5bf1c8c
Las creaciones utilizan el mismo sistema que el botijo. (EFE)

En la India o Marruecos, por citar algunos lugares, muchas familias carecen de frigorífico. Algunas apenas pueden permitirse aparatos electrónicos de lujo e incluso las hay que no tienen acceso a la electricidad, por lo que la comida se echa a perder rápidamente. Esto aumenta el riesgo de enfermarse, ya sea por ingerir comida en mal estado o por no comer dichos alimentos que no han sido refrigerados adecuadamente.

Si piensas en un refrigerador de arcilla es posible que te haya venido a la mente nuestro tradicional botijo. Este instrumento técnico preindustrial, propiamente español, es una mezcla de arte y técnica que aprovecha el barro cocido para servir de material refrescante para el agua (u otro líquido). El botijo es capaz de enfriar el agua de su interior hasta 10 grados y su eficiencia se basa en la porosidad de su superficie. Estos refrigeradores de arcilla funcionan de forma parecida.

Arcilla, agua, arena y creatividad

No se necesitan más materiales para este ecológico invento. Esta solución ofrece una posibilidad ecológica y accesible para todos las personas que, por el motivo que sea, no pueden permitirse pagar un frigorífico tradicional o incluso carecen de acceso a la red eléctrica allá donde viven y, por tanto, no tienen posibilidad de enfriar los alimentos como hacemos la mayoría habitualmente en nuestro día a día.

Neveras sin huella de carbono

Existen muchas opciones de este tipo repartidas por el mundo. Mitticool, por ejemplo, es un refrigerador de arcilla diseñado por el artesano hindú Mansukhbai Prajapati, cuya nevera puede guardar frescas frutas y verduras hasta 3 días. ¿Cómo funciona? Por el principio de evaporación. El agua de la cámara superior del refrigerador de arcilla gotea por los lados y cuando se evapora absorbe el calor de dentro reduciendo la temperatura. Hecho de arcilla de terracota, este refrigerador ha sido galardonado por sus características como producto que proporciona un enfriamiento eficiente sin electricidad.

La compañía especifica que los nutrientes originales de los alimentos se conservan y no emite gases de carbono nocivos para la salud y el medio ambiente. Se pueden almacenar hasta 5 Kg de comida. Lo único a tener en cuenta es que debe estar ubicado en un lugar bien ventilado para permitir una mejor evaporación, lo que a su vez mejora su rendimiento. Huelga decir que este tipo de frigoríficos no se rompen fácilmente, pero si se deja caer desde cierta altura sí lo hará al estar hecho de arcilla cocida. La única salvedad de este tipo de inventos es que solo funcionan en climas cálidos y secos.

850a593d22da3d9cd95c4d2314b59c65El proyecto Oltu, ideado por el inventor Fabio Molinas del Instituto Europeo di Design Madrid.

La empresa mexicana Depresa desarrolló la solución denominada Ecoplanet, un frigorífico de barro y arena que permite contar con temperaturas de -8 °C sin necesidad de contar con suministro eléctrico. Nacido de la mano de Óscar Chávez Macías, Iñigo Puente y Nicolás Ávalos, este ingenioso producto fue diseñado para las poblaciones rurales. Su diseño es similar al de una garrafa de agua y tiene una capacidad de almacenaje de 22 litros. Fabricado a base de una mezcla húmeda de arena, grava, granzol, marmolina y tierra, se comercializa en San Luis Potosí, México. En este caso, solo necesita para funcionar tres litros de agua, estar situado a media sombra en un lugar ventilado y listo. En apenas un par de horas ya estará funcionando correctamente.

También existe Fresh'it, un frigorífico que funciona también sin electricidad y que mantiene frescas verduras, frutas o medicamentos sensibles a las temperaturas durante un promedio de 15 días. Necesita de 1 litro de agua al día para conservar los alimentos y requiere "montaje", es decir, la compañía envía los materiales para que construyas tu propio frigorífico 100% natural. Hay que añadirle unos 20 kilogramos de arena a la arcilla y la arpillera o tela de saco. Fresh'it es obra de la joven marroquí Raowia Lamhar, CEO de Go Energyless Solutions, a quien le motivaron sus dos pasiones: la posibilidad de ayudar a las personas y al medio ambiente por igual.

Lamhar expuso que su invento también estaba destinado a cuidar fármacos vitales para muchos pacientes, como por ejemplo, la insulina, que requiere ser almacenada a una temperatura de 2 °C a 8 °C hasta su fecha de vencimiento para que no pierda su efecto. Exponer los medicamentos a luz o calor intensos obliga a desecharlos, de ahí que un invento como este sea una necesidad vital también para todos aquellos que reciben medicación habitualmente.

En España, el sistema Oltu de refrigeración eco-eficiente que aprovecha el calor expulsado por la nevera, fue incluso galardonado con el premio James Dyson Awards en el año 2013. Ideado por el inventor Fabio Molinas del Instituto Europeo di Design Madrid, uno de sus objetivos era crear un producto sostenible y con costes mínimos. Aunque no se trata exactamente del mismo estilo de "dispositivo", ya que en este caso está fabricado tanto con cerámica como con arcilla, es una muestra más de la cantidad de ideas que intentan crear productos sostenibles para almacenar alimentos que solemos guardar tradicionalmente en la nevera.

Te puede interesar