497547075dj

Los perros pueden distinguir entre un acto realizado a propósito y otro realizado de manera accidental

A lo largo de la extensa historia común del ser humano y el perro, los perros han desarrollado una serie de habilidades para establecer vínculos con los seres humanos.

General El Mundo Al Instante 07 de octubre de 2021
wwwwwwwwwwwwwwwwwww
La Perris

Su capacidad para entender las acciones humanas, demostrada por su entendimiento de órdenes como “ven aquí”, “siéntate” y “calla”, es solo una de esas habilidades. Pero aún no está claro si los perros entienden las intenciones humanas o simplemente reaccionan a los resultados de esas acciones. La capacidad de reconocer las intenciones de los demás, o al menos de intentar reconocerlas, es un componente básico de lo que se conoce como “teoría de la mente” y que es la habilidad para atribuir estados mentales a uno mismo y a los demás, una habilidad considerada durante mucho tiempo como algo exclusivamente humano. ¿Tienen los perros este componente básico de la teoría de la mente? Y, más específicamente, ¿tienen la capacidad de distinguir entre algo hecho a propósito y algo hecho por accidente?

Para responder a esta pregunta, un equipo que incluye, entre otros, a Juliane Bräuer y Britta Schünemann, la primera del Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana, y la segunda de la Universidad de Gotinga, ambas instituciones en Alemania, realizó una serie de experimentos en los que se examinaban cómo reaccionaban los perros cuando se les retiraba una recompensa de comida, tanto de forma intencionada como no intencionada.

El equipo de investigación descubrió que los perros reaccionaban de forma diferente dependiendo de si las acciones del experimentador eran intencionadas o no. Esto, según los investigadores, demuestra que los perros pueden distinguir entre un acto realizado a propósito y otro realizado de manera accidental.

“Los perros de nuestro estudio se comportaron claramente de forma diferente dependiendo de si las acciones de un experimentador humano eran intencionadas o no”, enfatiza Schünemann.

Los resultados encajan con lo que muchos propietarios de perros han comprobado: estos reaccionan de modo distinto si se les pisa accidentalmente que si se exhibe agresividad deliberada contra ellos.

El estudio se titula “Dogs distinguish human intentional and unintentional action”. Y se ha publicado en la revista académica Scientific Reports. 

Por: José Infante Ferrucho

Te puede interesar

El púlpito

Francisco: “Jesús pan de vida “se entrega” para que tengamos vida”

image