497547075dj

Corea del Norte pide a su población comer menos durante 4 años

Mundo El Comercio 29 de octubre de 2021
1-126-700x391
Kim Jong-un habla durante un acto de de celebración. Foto: REUTERS

El régimen comunista de Corea del Norte pidió a su población que “reduzca la cantidad que come”, al menos, hasta 2025 para hacer frente una severa crisis económica.

Los más de 25,7 millones de norcoreanos están sufriendo niveles de hambre como pocas veces han padecido debido a la escasez de comida, relacionada con la pandemia del coronavirus y las políticas económicas que se destinan más al desarrollo armamentístico que a la vida doméstica.

La pandemia ha rematado una sociedad que ya era extremadamente delicada, con un 40% de su población bajo la condición de desnutrición y un 70% del país dependiendo de ayuda alimentaria, según datos de la ONU. Muchas familias temen no contar con los recursos necesarios incluso para superar este invierno, y los ciudadanos denuncian que la situación es de extrema gravedad.

Un informe de la Organización de Comida y Agricultura de la ONU proyectó que este año Corea del Norte va a contar con 860 000 toneladas menos de comida, lo que equivale al consumo de dos meses enteros.

Las fronteras con China están a punto de abrirse, y su apertura es vital para la recuperación económica del país. Muchos son los norcoreanos esperanzados de que reabrir las fronteras del país va a ayudar a su subsistencia y se mejorarán las condiciones de intercambio de comida, pero otros, por su parte, creen que no se aliviará el actual resultado, en parte, por la desconfianza de y hacia las autoridades, los anuncios gubernamentales y el régimen de Kim Jong-un y su inacción y pasividad.

Aunque desde el gobierno acusan a Estados Unidos y la ONU como culpables de la situación por las sanciones económicas y comerciales impuestas. Asimismo, opinan que los desastres naturales que impactan en el país todos los años, sumados a la pandemia global de covid-19, son los responsables de estos últimos meses en la región asiática. Pero el gabinete no hace autocritica mientras los ciudadanos creen que el mandatario no comprende la gravedad del asunto.

Esta situación coincide con la incertidumbre y preocupación que vive, no solo Corea del Norte, sino también Occidente, sobre el estado del actual presidente norcoreano. La inteligencia surcoreana estima que el líder norcoreano, Kim Jong-un, ha perdido unos 20 kilos tras llegar a pesar unos 140 y que se encuentra bien de salud, según se dio a conocer hoy, jueves 28 de octubre de 2021, ante un comité parlamentario.

El Servicio Nacional de Inteligencia (NIS) negó de este modo tajantemente lo especulado por algunas publicaciones en EE.UU. sobre la posibilidad de que sea un doble de Kim el que haya figurado en las últimas apariciones públicas del dictador tras un supuesto golpe de Estado.

En las últimas apariciones públicas, el líder norcoreano ha dejado ver notables cambios físicos que han despertado los rumores sobre si el dictador comunista usa un doble. Kim se ha mostrado más delgado, con un peinado diferente al que nos tiene acostumbrados, un tono de piel algo más bronceado y alejado de sus tradicionales trajes negros. Se cree que ha perdido más de 20 kilos y se les nota las manos y mejillas más delgadas. Tampoco se le ve los lados del pelo rapados como antes aparecían.

El NIS emplea una diversidad de métodos científicos para realizar sus cálculos acerca de la pérdida de peso del mariscal, según explicó en rueda de prensa el parlamentario Kim Byung-kee, miembro del comité de Inteligencia de la Asamblea Nacional. El Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) ya advirtió en verano sobre la actividad en el Centro de Investigación Nuclear de Yongbyon (unos 100 kilómetros al norte de Pionyang) que apuntaba hacia la reactivación de su reactor de cinco megavatios.

La inteligencia surcoreana aseguró también que se han retirado los retratos de su padre y abuelo, Kim Jong-il y Kim Il-sung, en las reuniones presididas por el joven líder, al menos en las que viene retratando la propaganda estatal, lo que indica la voluntad de alejar a Kim del legado de sus antecesores.

Te puede interesar