497547075dj

La estimulación cerebral con impulsos eléctricos mejora la función mental humana

Especialmente para tratar trastornos mentales

Ciencia tecnología e innovación QUO 06 de noviembre de 2021
estimulacion-cerebral-950x670

Un estudio pionero ha demostrado que este método podría ser un nuevo enfoque para tratar una variedad de enfermedades mentales graves, como la ansiedad y la depresión.

¿Podemos mejorar las funciones cerebrales humanas con estimulación eléctrica cerebral? La respuesta es sí. Esto es lo que muestra un estudio en humanos llevado a cabo por un equipo de investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Minnesota en colaboración con el Hospital General de Massachusetts en Estados Unidos, y publicado en Nature Biomedical Engineering.

CLAVE PARA TRATAR LA DEPRESIÓN

El autor principal de la investigación, Alik Widge, MD, PhD , indicó que los hallazgos provienen de un estudio en humanos realizado en el Hospital General de Massachusetts, en Boston, entre 12 pacientes sometidos a cirugía cerebral por epilepsia. Durante la intervención les colocaron cientos de pequeños electrodos en todo el cerebro para registrar su actividad e identificar dónde se originan las convulsiones.

En el estudio identificaron una región del cerebro, la cápsula interna, que mejoraba la función mental de los pacientes cuando se estimulaba con pequeños impulsos eléctricos. Esa parte del cerebro es responsable del control cognitivo: el proceso de cambio de un patrón de pensamiento o comportamiento a otro, que se ve afectado en la mayoría de las enfermedades mentales.

“Un ejemplo podría incluir a una persona con depresión que simplemente no puede salir de un pensamiento negativo ‘estancado’. Debido a que se trata de algo tan fundamental para las enfermedades mentales, encontrar una manera de mejorarlo podría ser una nueva y poderosa forma de tratar esas enfermedades”, explicó Widge.

El equipo desarrolló algoritmos para que, después de la estimulación, pudieran rastrear las capacidades de control cognitivo de los pacientes, tanto a partir de sus acciones como directamente de su actividad cerebral. El sistema aumentaba la estimulación eléctrica cuando los pacientes estaban empeorando en una prueba de laboratorio de control cognitivo.

Este sistema lee la actividad cerebral ‘descodificada’ cuando un paciente tiene dificultades y aplica una pequeña descarga de estimulación eléctrica al cerebro para superarlas. Es como utilizar una bicicleta eléctrica. Cuando alguien pedalea, pero tiene problemas, la bicicleta lo detecta y aumenta su fuerza. Lo mismo sucede con la función mental del ser humano, aclaró Widge.

ESTUDIO PIONERO

Este análisis es pionero en revelar que una función mental humana específica vinculada a la enfermedad mental puede mejorar utilizando una estimulación eléctrica con precisión. Hay otras partes de la estructura cerebral de la cápsula interna que son muy eficaces para la mejora cognitiva. Además, el algoritmo utilizado como controlador fue dos veces más eficaz que la estimulación en momentos aleatorios.

Algunos de los pacientes que colaboraron en la prueba presentaban ansiedad muy significativa aparte de epilepsia. Cuando se les administró la estimulación de mejora cognitiva, dijeron que su ansiedad mejoró porque fueron capaces de alejar la negatividad de sus pensamientos y centrarse en lo que querían. Widge confirmó que este método podría utilizarse para tratar a pacientes con ansiedad grave y resistente a la medicación, depresión u otros trastornos.

El objetivo de mejorar el control cognitivo ha sido aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) para la estimulación cerebral profunda (ECP), así que el equipo está preparado para los ensayos clínicos.

Esta investigación puede hacerse con herramientas ya existentes. “Una vez que se apruebe formalmente el ensayo, llevar este sistema a la práctica médica actual podría ser rápido”, concluyó Widge.

Te puede interesar