497547075dj

Cualidad de los superdotados que debería ser tu meta para alcanzar en el 2022

Un rasgo que todo el mundo posee, según revela un estudio, y cuyo desarrollo puede contribuir a que la vida sea más feliz y próspera

General El Mundo Al Instante 02 de enero de 2022
jamesbond-kaWF-620x349@abc
James Bond

El fin de año trajo consigo los listados de propósitos y buenos deseos, pero para la gran mayoría, cumplirlos se convierte más que en una motivación para comenzar con buen pie, en un lastre que si no logran alcanzar terminará por llevar a la frustración.

En lugar de establecer metas a priori imposibles de alcanzar, se trata de intentar mejorar poco a poco cualidades que ya se poseen o, en el caso de intentar adquirir unas nuevas, tomárselo con relativa calma.

Pero ¿y si cada uno fuese capaz de encontrar esa pieza clave que le ayudase a afrontar la vida con otra visión más positiva? Eso mismo propone un estudio realizado por el Davidson Institute, una ONG de Nevada especializada en ayudar a las personas superdotadas que no han encontrado su camino. En dicha investigación esclarecen que hay cinco rasgos diferenciadores que todas las personas con un coeficiente intelectual más alto que la media poseen: extraversión, escrupulosidad, apertura a la experiencia, neuroticismo y amabilidad.

Tomando como referencia estos puntos, la Universidad de Wisconsin-Stevens Point ha contrastado esta información con personas con un coeficiente normal llegando a la conclusión de que la diferencia con las superdotadas apenas es notable excepto en un uno, la extraversión. Una característica que desde un punto de vista psicológico estaría relacionada con una mayor apertura de la mente a la hora de recibir nuevos estímulos y experiencias. Un punto que explica la revista Psichology Today en uno de sus artículos y que puede resultar inspirador para todos los que desean empezar el 2022 aprendiendo algo nuevo.

Explican que esta apertura a la experiencia resulta clave en la inteligencia a la hora de desarrollar otros aspectos como la creatividad, la toma de decisiones o el modo de abordar la vida con otra perspectiva tanto para resolver problemas como entender situaciones fuera de lo habitual. «La apertura encaja con la proclividad observada que las personas dotadas tienen para la complejidad y el pensamiento divergente, y la habilidad notable y a veces asombrosa que las personas dotadas tienen para ver cosas que otros nunca notarían o incluso imaginarían. Sin mencionar el peculiar sentido del humor, que puede ser una espada de doble filo», cuentan.

En cuanto a cómo aumentarla, sugieren que resulta clave el modo de cultivar las relaciones interpersonales, tanto a nivel profesional como en la vida privada; y en general la ambición que se tenga en la vida, que motivaría a buscar cosas nuevas más allá de lo que uno acostumbra a hacer.

No existe una fórmula milagrosa para dar con la clave para abrir la mente de un día para otro, pero pequeños pasos diarios pueden a largo plazo resultar muy efectivos: leer, ver y escuchar autores fuera de los que uno acostumbra, viajar, meditar, aprender una nueva lengua, hacer un listado por escrito de los talentos y debilidades que se poseen para conocerse mejor … En definitiva, todo suma, y más si se trata de dar con la mejor versión de uno mismo.

Por: Marta Benayas Álamos

Te puede interesar

El Púlpito

Papa Francisco: “Siempre tendréis a los pobres con vosotros”

image (1)