497547075dj

Precios mundiales de alimentos aumentaron 28,1% en 2021

Actualidad y economía RAM 06 de enero de 2022
Un-hombre-compra-verduras-y-frutas-en-una-plaza-de-mercado-de-Cali.--1536x1090
Verduras y frutas en una plaza de mercado de Cali

Roma, 06 enero,2022_RAM_ Los precios de los alimentos en el mundo tuvieron un aumento anual promedio de 28% en 2021, indicó la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

En diciembre hubo un ligero repliegue de 0,9% respecto a noviembre, y con un alza de 23,1% respecto al índice de diciembre de 2020.

Pero «en lo que respecta a 2021 en su conjunto, calculando los promedios de todo el año, el índice de precios de los alimentos de la FAO alcanzó un promedio de 125,7 puntos, lo que representa un 28,1% más que el año anterior», precisó la entidad con sede en Roma.

El índice de precios de los cereales alcanzó su nivel anual más elevado desde 2012 y se situó en un promedio un 27,2 % más alto que en 2020, con una disparada del 44,1% en el caso del maíz y del 31,3% en el del trigo.

El índice de precios del arroz, en cambio, retrocedió un 4%.

Por el contrario, el del azúcar subió un 29,8% respecto del año anterior y alcanzó su nivel más elevado desde 2016. Y el de la carne registró un aumento de 12,7%.

Con respecto a 2022, la FAO dice que comienza con una gran «incertidumbre».

«Si bien normalmente se espera que precios altos den lugar a un aumento de la producción, los elevados costos de los insumos, la actual pandemia mundial y las condiciones de creciente incertidumbre climática dejan poco margen para el optimismo en lo que respecta a la recuperación de condiciones comerciales más estables, incluso en 2022», afirmó Abdolreza Abbassian, economista de la organización.

De otro lado, el gobierno alemán reveló el dato de inflación para 2021. Esta subió al 5,3% en diciembre, el nivel más alto desde junio de 1992, impulsada por el alza de los precios de la energía y la escasez de bienes, según cifras preliminares.

El indicador aumentó 0,1 puntos con respecto a noviembre, tras siete meses de subidas consecutivas, informó el instituto estadístico Destatis en un comunicado. Para el conjunto de 2021, la inflación fue de 3,1%, la más alta desde 1993.

La inflación sigue impulsada por los precios de la energía, al alza de 18,3%, aunque el aumento de este sector se ralentizó respecto a noviembre (+22,1%).

Desde hace varios meses, los precios del gas y la electricidad se han disparado en Europa a medida que avanza la recuperación económica.

Los precios de los bienes han subido un 7,8%, según Destatis, debido a la escasez de materias primas y componentes en muchas cadenas de suministro, interrumpidas desde principios de año por la pandemia de coronavirus.

El índice de precios armonizado, que sirve de referencia a nivel europeo, registró un aumento del 5,7%, muy por encima del objetivo del Banco Central Europeo (BCE) de una inflación del 2% en la zona euro.

Sin embargo, según la institución de Fráncfort, esta inflación sigue siendo transitoria y debería disminuir en 2023, tras un pico en 2022.

«Como en el montañismo, la cuestión que se plantea (…) es si a la cima le seguirá un descenso o una nueva subida, hasta ahora inesperada», comentó Fritzi Köhler-Geib, economista jefe del banco estatal KfW.

El fenómeno inflacionario se viene presentando a nivel mundial a raíz de la crisis del transporte marítimo y de contenedores propiciado por la pandemia del covid-19. Las estimaciones de los expertos suponen que para mediados de este año el comercio marítimo regrese a la normalidad en Europa, Asia y Estados Unidos, entre tanto en la región puede tardarse hasta final de año.

Te puede interesar