497547075dj

Dos antiinflamatorios y dos antihipertensivos podrían revertir los síntomas del mal de Alzheimer

El Mal de Alzheimer es la causa más frecuente de demencia en las sociedades occidentales y se estima que en el mundo hay 24 millones de personas que la padecen.

Salud El Mundo Al Instante 12 de enero de 2022
5192_dos-antihipertensivos-y-dos-antiinflamatorios-1
Recreación artística de células cerebrales dañadas por la enfermedad de Alzheimer.

El Investigador ICREA Dr. Patrick Aloy, jefe del laboratorio de Bioinformática Estructural y Biología de Redes del Instituto de Investigación en Biomedicina de Barcelona (IRB Barcelona), ha liderado un estudio mediante el cual se ha logrado revertir los síntomas de la enfermedad de Alzheimer en ratones mediante la administración de fármacos que en la actualidad se utilizan como antihipertensivos y antiinflamatorios en humanos.

En este trabajo, los científicos liderados por el Dr. Aloy han caracterizado la enfermedad de Alzheimer en tres estadios: inicial, intermedio y avanzado. Para cada una de las etapas han analizado el comportamiento de los animales, han estudiado las afectaciones en el cerebro (en concreto, del hipocampo a nivel del tejido) y han realizado un análisis molecular cuantificando la expresión de los genes y los niveles de proteínas.

Esto ha permitido describir el proceso de desarrollo de la patología con un nivel de detalle hasta ahora desconocido y compararlo, también, con el envejecimiento saludable.

“Lo que hemos observado es que, aunque el Alzheimer comparte características con un envejecimiento acelerado, también está afectado por procesos totalmente diferenciados del envejecimiento”, explica el Dr. Aloy. “Esta enfermedad está ocasionada por la acumulación anormal de unas proteínas concretas, y hemos visto que, en algunos casos, no se debe a una sobreproducción sino a un error en su eliminación”, añade.

Una vez caracterizada la enfermedad, los investigadores utilizaron el Chemical Checker, una herramienta computacional desarrollada por el mismo grupo de investigación, para encontrar fármacos, disponibles en el mercado, que revirtieran los efectos a nivel celular. La herramienta permitió identificar una serie de posibles candidatos que se pusieron a prueba distintos modelos de estudio de Alzheimer en ratones. Cuatro fármacos, dos del grupo de los antiinflamatorios no esteroideos y dos antihipertensivos, demostraron ser eficaces para revertir la patología en estos roedores y neutralizar los síntomas.

“Estudios epidemiológicos ya apuntaban a un menor desarrollo del Alzheimer entre personas que habitualmente tomaban antiinflamatorios, pero no se había conseguido correlacionar este hecho con un medicamento o un mecanismo concretos. Los resultados que publicamos ahora son ciertamente prometedores, y esperamos que se pueda seguir investigando a partir de ellos, porque podrían suponer un cambio de paradigma en el tratamiento de esta enfermedad”, declara el Dr. Aloy.

Además de abrir nuevas vías de estudio para el tratamiento, la caracterización que en este estudio se ha hecho de las distintas etapas de la enfermedad favorece la detección temprana de la misma. Diagnosticar la enfermedad de Alzheimer en un estadio inicial, cuando el daño en el cerebro es aún mínimo, es uno de los principales focos de estudio para combatir esta dolencia y mitigar sus síntomas.

El estudio se titula “Identification and drug-induced reversion of molecular signatures of Alzheimer’s disease onset and progression in AppNL-G-F, AppNL-F and 3xTg-AD mouse models”. Y se ha publicado en la revista académica Genome Medicine.

Esta investigación se ha llevado a cabo en colaboración con el Centro RIKEN de Ciencia del Cerebro y el Instituto de Ciencia del Cerebro, ambos en Japón, y las plataformas científicas de Bioestadística, Bioinformática y Proteómica del IRB Barcelona.

Te puede interesar