497547075dj

Científicos de Harvard identificaron el virus que causa la esclerosis múltiple

Salud El Mundo Al Instante 14 de enero de 2022
qqqqqqqqqqqqqqq
La esclerosis múltiple es una enfermedad desmielinizante crónica del sistema nervioso central «de etiología desconocida». Así lo define la revista ‘Science‘, que publica un estudio sobre las causas que provocan esta enfermedad.

En esta investigación, llevada a cabo por científicos de la Universidad de Harvard, se analizaron los datos de más de diez millones de militares norteamericanos, a los que se les ha realizado un seguimiento durante dos décadas. Además, se realizó una comparativa entre todos los sujetos analizados en base a sus características. De todos ellos, solo 801 militares habían estado en contacto con el virus que causa esta enfermedad.

El virus de Epstein-Barr, transmitido principalmente por la saliva

Según confirma este estudio, el riesgo de padecer esclerosis múltiple aumentó en un 32% después del contagio por el virus de Epstein-Barr, el patógeno causante, pero no aumentó después de la infección con otros virus, como el citomegalovirus.

Con respecto al virus, éste se contagia mayoritariamente a través de la saliva (al besarse, por ejemplo). Este virus, conocido también como el virus del herpes humano 4, es un miembro de la familia de los virus del herpes, según explica el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC). Algunos de los síntomas más frecuentes son fatiga, fiebre, inflamación de garganta, inflamación del higado o sarpullidos, entre otros.

Sin embargo, no es la única vía por la que se transmite este virus. El propio CDC confirma en su web que también se propaga por otros líquidos como la sangre o el semen, o al usar objetos como un cepillo de dientes o un vaso que una persona infectada haya utilizado previamente.

No existe vacuna contra este virus

Por el momento, no existe una vacuna que proteja al organismo contra la mononucleosis. Este virus afecta aproximadamente al 95% de la población adulta. Según declaró el profesor de epidemiología de esta Universidad y autor principal del estudio, Alberto Ascherio, esta investigación es de gran utilidad ya que «la mayoría de los casos podrían prevenirse al detenerse la infección».

Al igual que no hay vacuna, tampoco hay un tratamiento específico contra esta enfermedad crónica, aunque desde el CDC aconsejan mantenerse hidratado, descansar y tomar medicamentos para tratar la fiebre.

Te puede interesar