497547075dj

La fe del carbonero  

Deportes Esteban Jaramillo Osorio 19 de febrero de 2022

Las disputas íntimas de los semidioses de la Selección Colombia, a pesar de sus repercusiones, no menoscaban la fe del hincha, fe de carbonero, que cree en la posibilidad, por exigua que sea, de ir al mundial.

Resbaladizo es el presente por las salidas en falso de los protagonistas de una aventura saturada por desavenencias, con nerviosa expectativa hacia los dos próximos y últimos partidos.

Todo ha transcurrido entre conflictos, que pasan por la aprobación regionalista al proceso Rueda, el rechazo desde broncas personales o prejuicios y algunos análisis con equidad y equilibrio, que no son mayoría.

Aturdidos, paranoicos en ocasiones, enfrentan los fanáticos los momentos de zozobra, agigantados por la vocinglería crítica con dichos y desmentidos.

Es la hora de reinventar una esperanza.

Así sea con goles taquicárdicos que rediman a unos y otros de sus sufrimientos. Que el resultado sea la consecuencia de la habilidad para jugar, el esfuerzo para competir y el reencuentro con el gol y la victoria.

De reconstruir desde los escombros este mundo en llamas, con soluciones sensatas, con discursos simples pero convincentes.

No es barajar de nuevo. Es sanar, extirpando los males de mayor efecto, con mano firme sin contemplaciones frente a ídolos decadentes, los divos o los dioses en discordia.

La reciente noticia bomba de la selección, sobre su camerino roto, rechazada, desvalorizada o desmentida, ha sido reafirmada por otras voces, con fuentes serias consultadas, que han dejado al descubierto la atmósfera imposible en la convivencia como inicialmente se había denunciado.

Pero el tema pasa a ser historia porque el reto mayor es demostrar que el desafío de ir al mundial con sus desmedidas expectativas, no puede ser inferior al compromiso con el pueblo, especialmente con quienes aún creen.

No se trata sólo de señalar culpables, o asignar responsabilidades, todas compartidas, es darlo todo hasta el último suspiro.

Te puede interesar