497547075dj

EEUU ‘aprieta’ al círculo cercano de Putin para que los oligarcas le den la espalda

Ahora, el debate es si el siguiente paso a seguir debe ser el veto a las importaciones de petróleo ruso

Mundo Vozpópuli 04 de marzo de 2022
Joe Biden. EFE - EPA - Leigh Vogel
Joe Biden. EFE / EPA / Leigh Vogel

Estados Unidos sube un nuevo escalón en su repertorio de sanciones contra Rusia por la invasión de Ucrania, apuntando a los oligarcas del entorno del jefe del Kremlin para que le den la espalda. «Seguimos imponiendo sanciones muy duras a Vladímir Putin y aquellos que le rodean», dijo el presidente norteamericano, Joe Biden, en declaraciones a la prensa al comienzo de una reunión con su gabinete este jueves.

En concreto, Washington dirige sus medidas contra los activos y transacciones bajo jurisdicción estadounidense de ocho oligarcas y sus familias, incluido el supuesto «testaferro» de Vladímir Putin, Alisher Usmanov, y al portavoz del Ejecutivo ruso, Dmitri Peskov. También prohíbe la entrada a EEUU de 19 miembros de la élite rusa y sus parientes, además de bloquear los activos de siete organizaciones rusas y 26 personas, a las que la Casa Blanca acusa de promover «desinformación» sobre la guerra de Ucrania.

El nombre más destacado es el de Alisher Usmanov, un magnate del sector del metal con una fortuna estimada en más de 14.000 millones de dólares y a quien Alemania incautó esta semana un yate de 600 millones de dólares. Además de Alisher Usmanov y del portavoz del Kremlin, también fueron sancionados Nikolái Tókarev, director de Transneft, transportista de petróleo; Serguéi Chémezov, director de Rostec, exportadora de armas; y el empresario Yevgeny Prigozhin. El ex primer ministro ruso Igor Shuvalov y dos amigos de Vladímir Putin ya sancionados previamente, Boris y Arkadi Rotenberg, también están en la lista, a diferencia de Mijaíl Fridman, el recién dimitido dueño de la cadena de supermercados DIA, quien en cambio sí figura en las sanciones de la Unión Europea.

Estas sanciones se suman a las ya impuestas en coordinación con la UE y otros aliados desde que comenzara la invasión rusa, como la exclusión de varios bancos del sistema financiero internacional y el cierre del espacio aéreo para aviones rusos. La lista de sancionados este jueves por EEUU se parece a la que la UE anunció el pasado lunes, con la principal diferencia de que Washington castiga también a sus familiares para evitar que las élites rusas se traspasen sus riquezas. Precisamente el miércoles, el Departamento de Justicia informó de la creación de un grupo de trabajo que, entre otras funciones, puede decomisar yates y aviones privados de oligarcas rusos. «Uno de los criterios principales para imponer estas sanciones es su proximidad con Vladímir Putin. Queremos que las personas de su alrededor sientan esa presión», detalló este jueves la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki. El ‘comando económico’ estadounidense está compuesto por expertos en sanciones, lavado de dinero, fiscalidad, confiscación de activos y lucha contra la corrupción, y estará supervisado por Lisa Monaco y Andrew Adams. El equipo incluirá fiscales e investigadores del Departamento de Justicia y trabajará con investigadores del IRS, el FBI, el Servicio de Alguaciles, el Servicio Secreto, el Departamento de Seguridad Nacional y el Servicio de Inspección Postal. El equipo se enfocará en el decomiso de bienes pertenecientes a personas y empresas que intentan evadir las leyes contra el lavado de dinero, ocultar sus identidades a las instituciones financieras y usar criptomonedas para evadir sanciones.

Petróleo

Ahora, el debate en EEUU es si el siguiente paso a seguir debe ser el veto a las importaciones de petróleo ruso, algo que apoyó este jueves la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi. Sin embargo, aunque es una opción que está «sobre la mesa», la Casa Blanca rebajó este jueves la posibilidad de tomar una medida tan drástica por la posibilidad de que aumenten los precios de la gasolina en un momento de elevada inflación.

Amnistía fiscal rusa

Para contrarrestar todas las medidas que están tomando EEUU, la UE y sus aliados, la Cámara Baja del Parlamento de Rusia, la Duma, ha aprobado este viernes un proyecto de ley de amnistía para la regularización de aquellos capitales no declarados en el extranjero que estará en vigor desde el próximo 14 de marzo y hasta el 28 de febrero de 2023. Se trata de la cuarta fase de amnistía fiscal en el país, después de las amnistías implementadas entre julio de 2015 y junio de 2016; desde marzo de 2018 a febrero de 2019; y desde junio de 2019 a febrero de 2020, según informa Interfax.

La amnistía, que será aplicable a actos cometidos con anterioridad al 1 de enero de 2022, permitirá durante su vigencia a las personas físicas presentar ante el Servicio de Impuestos Federales una declaración con información sobre propiedades, incluyendo terrenos, otros inmuebles, vehículos, valores y activos financieros. Asimismo, el texto contempla también la regularización de dinero en efectivo, tanto en rublos como en moneda extranjera, para su transferencia a depósitos en bancos de la Federación de Rusia.

En virtud de esta nueva amnistía, aquellas personas que decidan acogerse a la misma gozarán de la exención de responsabilidad penal, fiscal y administrativa por determinados actos ilícitos. De este modo, el declarante está exento de responsabilidad penal por evasión de pagos aduaneros, derechos especiales, ‘antidumping’ y evasión de impuestos o tasas.

Te puede interesar