497547075dj

Vote por Goyeneche

General Hernán Alejandro Olano García. 10 de marzo de 2022
Goyeneche
Gabriel Antonio Goyeneche Corredor

Un boyacense, nacido en Socha en 1886, ese mítico lugar donde las mujeres cedieron sus vestidos a los soldados de la Campaña Libertadora de 1819 fue el eterno candidato presidencial. Su nombre: Gabriel Antonio Goyeneche Corredor, quien rondaba la Corporación Residencias Universitarias CRU “10 de mayo” de la Universidad Nacional en el Centro Nariño, cerca del actual recinto de Corferias, donde hasta existe un bar con su nombre.

Fue maestro en la Normal de Tunja. Estudió cuatro semestres en la Escuela Nacional de Comercio y, al parecer, alternaba con estudios de Derecho en la Universidad Nacional, donde vagaba permanentemente y, como contraprestación a su presencia, se le fijó una asignación salarial de 35 pesos, a cambio de enseñar a leer y a escribir a las funcionarias de servicios generales, a quienes él decía, trataba siempre de ‘desanimalizar’.

Goyeneche, como candidato se lanzó desde 1932 once veces al solio de Bolívar; pero, su figuración arranca en 1958 como candidato del Movimiento Revolucionario Liberal, cuando obtuvo tan solo doce votos y él llamó a sus electores “Los doce apóstoles”

Luego, como independiente se auto postuló en 1962, obteniendo 39 votos; 1966, año en el cual obtuvo 2652 votos y llegó a ser el tercero en resultados, cuando le dio diarrea en pleno momento de depositar el voto y, en las elecciones de 1970 y 1974 también participó, hasta anunciar su “retiro” de la vida política, obteniendo esta vez 33 votos, a lo cual, Goyeneche dijo que esa fue la edad de Cristo y por eso, había salido crucificado frente a los demás candidatos, en este caso, López Michelsen, el triunfador.

La campaña de Goyeneche giraba en torno a los cafés y billares, así como a los patios y plazas de la Universidad Nacional, pero, luego buscando nuevos adeptos, para las elecciones de 1970, se acercó a otras instituciones, como la Universidad La Gran Colombia, donde incluso llegó a armar su gabinete, con estudiantes jocosos quienes querían seguirle el ritmo a su locura, entre ellos el escritor Fernando Cruz Kronfly, como ministro de gobierno, sumado a Bernardo Villegas Castro, Aurelio Villate Rodríguez y otros más, entre los cuales estaba un tío mío, Publio Virgilio Olano Correa, pero, cuando la noticia salió publicada, sólo pusieron Virgilio Olano, nombre de otro pariente, médico cirujano, a quien llamaron los medios para entrevistarlo acerca de su nominación a la cartera de comunicaciones, a los cual, éste dijo: “No soy yo, es un primo más loco que Goyeneche”.

Esos mismos estudiantes, fueron los que lo acompañaron a la Registraduría, en un bus, llamado “La Chiva”, que tenía el diario “El Espectador”, aunado a los gritos de: “¡Viva el doctor Goyeneche! ¡Candidato del pueblo!” y anunció querer tomar el poder por la fuerza, “después del 7 de agosto, cuando llegue la hora conveniente”.

Otros de sus lemas de campaña fueron: “Colombia está en un hoyo. ¡Hay que votar por Goyo!”.  “Goyeneche: Candidato de la solución nacional”. “Si le hace falta pan, por Goyeneche hay que votar”. “Si le hace falta leche, vote por Goyeneche”.

Sus propuestas, que quiso condensar en las 4000 soluciones definitivas a los padecimientos de Colombia, incluían, entre otras, las siguientes: 

  • ·        Colonizar el Chocó con empleados públicos, para que “sepan lo que es bueno”.
  • ·        Desarrollar un proceso químico para convertir la chicha en champaña y venderla al precio de ésta en el exterior.
  • ·        Echar anís a los ríos para que la gente pudiera tomar aguardiente gratis.
  • ·        Mantener a las fuerzas aéreas bombardeando las nubes que se acercaran a Bogotá, para que dejara de llover.
  • ·        Para crear industria de papel, en lugar de pensar en la pulpa de madera o en el bagazo de la caña… ¿Por qué no emplear ropa vieja?
  • ·        Pavimentar el río Magdalena, para lo cual únicamente había que agregar arena y cemento, y revolver la mezcla.
  • ·        Poner marquesina en Bogotá para evitar los efectos de la lluvia.
  • ·        Tener un inodoro portable en cada casa, un ‘water closet’ que por debajo no tiene tubos, “sino un horno crematorio que vuelve mierda la caca”.

Así mismo, quiso crear la fórmula para superar la pobreza nacional: "Para hacer un rico cada día en cada cuadra, a diario se escogerá un individuo pobre que habite en una manzana de la ciudad. Los demás habitantes, sean quienes fueren, le darán al seleccionado un peso. Así el desdichado compatriota saldrá de sus necesidades inmediatas. Al día siguiente otro será el favorecido con el peso general y con el tiempo todos seremos ricos por igual". Lo cierto es que Goyeneche decía que Colombia es abundante en recursos, pero que a su vez éstos eran muy mal administrados, y por ello, la economía iba a la debacle.

Los planes de gobierno de Goyeneche eran vendidos por éste a cinco centavos, siendo sus panfletos publicados en pequeñas tipografías de la calle sexta, donde lo apreciaban por el cumplimiento de los pagos de edición, no obstante, la pobreza de sus ropas y de su misma presencia.

En 1978 fue atropellado por un taxi y llevado al Hospital de La Hortúa, donde fallecería de los golpes y por la desnutrición que acumulaba.

Te puede interesar