497547075dj

Los mayores de 60 son los auténticos 'villanos' del cambio climático

Un nuevo estudio relaciona el envejecimiento de la población en los países desarrollados con una mayor huella de carbono, lo que contrasta con los hábitos de consumo de los miembros de la 'generación silenciosa'

Planeta El Confidencial 02 de abril de 2022
Los 'baby boomers' son la generación con una mayor huella de carbono. (iStock)
Los 'baby boomers' son la generación con una mayor huella de carbono. (iStock)

Son los más mayores los que tienen una mayor huella de carbono. En 2005, el grupo de población comprendido por los individuos mayores de 60 años era responsable del 25% de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en el planeta. Ahora, un nuevo trabajo científico, que ha analizado datos de los últimos 20 años, ha llegado a la conclusión de que, por ejemplo, en 2015 este grupo de población fue culpable directo de la emisión de un 33% de todas las emisiones de GEI.

"La gente mayor tendía a ser ahorradora", explica el profesor Edfar Hertwich, uno de los autores del estudio. Y continúa: "La generación que sufrió la Segunda Guerra Mundial tenía mucho cuidado en la forma y ritmo con el que consumían sus recursos, pero los nuevos 'mayores' son diferentes".

 "Los 'baby boomers' nacidos después de la guerra son la nueva tercera edad. Tienen patrones de consumo muy diferentes"

El estudio, basado en datos de los últimos 20 años de los 27 países de la UE, además de Noruega, Estados Unidos, el Reino Unido, Australia y Japón muestra que son los 'baby boomers' los que menos concienciados (y, por tanto, los que menos acciones toman) sobre el cambio climático. "Los 'baby boomers' nacidos después de la guerra son la nueva tercera edad. Tienen patrones de consumo muy diferentes a los de la 'generación silenciosa' (que comprende a los nacidos entre 1928 y 1945). Los ancianos de hoy en día gastan más dinero, energía y comida que nunca antes", explica Hertwich.

Según los datos del estudio, en 2005 los mayores de 60 años tenían una menor huella de carbono per cápita que los miembros del grupo de población compuesto por los individuos entre los 30 y los 44 y también que el de los 45 a los 59 años de edad. Esto contrasta mucho con los resultados de 2015, dado que la tercera edad ha superado a los otros dos grupos en la cantidad de emisiones de GEI por persona.

f.elconfidencial.com_original_8b2_e75_975_8b2e7597539cae51095fadfa2e95e72d  Los menores de 30 son los que más han reducido sus emisiones. (iStock)

La media mundial de emisiones en 2015 muestra que los mayores de 60 años son responsables de un tercio de nuestra huella climática, pero esta cifra se dispara en algunas regiones. Por ejemplo, explica Heran Zheng, otro de los autores, en Japón los más mayores destacan, siendo responsables de más del 50% de las emisiones. Esto, según los investigadores, implica que, de ahora en adelante, deberemos tener en cuenta que según envejece la población, será cada vez más difícil limitar la huella de carbono que tiene cada individuo.

Que la edad media de la población esté aumentando en gran parte del mundo, sobre todo en los países desarrollados, según los datos de este estudio, significan malas noticias para nuestra lucha contra el cambio climático. De hecho, en los 32 países analizados, la población de la tercera edad se doblará entre los años 2019 y 2050.

También existe una clara diferencia de emisiones entre países. Los que salen peor parados son los mayores de Estados Unidos y Australia que, de media, emiten un total de 21 toneladas de CO₂ a la atmósfera cada año, el doble que la media en Europa (aunque los luxemburgueses se acercan con un total de 19 toneladas anuales).

En el lado opuesto de la balanza se encuentran los ciudadanos de Rumanía, Lituania, Hungría, Croacia y Estonia, no solo en el grupo de edad comprendido por los mayores de 60 años, sino por toda la población.

De todos modos, explican los investigadores, la cantidad total de emisiones, a pesar de haber aumentado en la población que envejece, se ha reducido en términos generales. Esto se debe, explican, a la aportación al medio ambiente que hacen los más jóvenes. Según los datos del estudio, entre 2005 y 2015, los menores de 30 años han reducido su huella de carbono una media de 3,7 toneladas de CO₂.

Te puede interesar