497547075dj

Gobierno de EE. UU. confirma la presencia del primer objeto interestelar conocido en la Tierra

Funcionarios del Comando Espacial de EE. UU. afirmaron que el meteorito «era efectivamente un objeto interestelar», confirmado finalmente la hipótesis tres años atrás de un par de astrofísicos de Harvard.

General El Mundo Al Instante 13 de abril de 2022
La velocidad del meteorito, el cual los científicos creen que posiblemente esparció restos interestelares en el Océano Pacífico Sur, supera con creces la velocidad media de los meteoros que orbitan dentro del sistema solar.
La velocidad del meteorito, el cual los científicos creen que posiblemente esparció restos interestelares en el Océano Pacífico Sur, supera con creces la velocidad media de los meteoros que orbitan dentro del sistema solar.

Un objeto espacial que surcó los cielos de Papúa Nueva Guinea y se estrelló contra la atmósfera terrestre el 8 de enero de 2014, era en realidad un el primer objeto conocido procedente de otro sistema estelar, según ha confirmado el el Comando Espacial de Estados Unidos (USSC) en un memorando recién publicado, previamente clasificado.

La confirmación respalda el descubrimiento del primer meteorito interestelar que fue inicialmente señalado por el astrofísico teórico de Harvard Amir Siraj y su mentor Avi Loeb en un estudio publicado en el servidor de preimpresión arXiv en 2019.

En el estudio de 2019, los investigadores argumentaban que la velocidad del meteorito wee, –de apenas 0,45 metros de diámetro, y que viajó por el espacio a más de 210.000 km/h– junto con la trayectoria de su órbita, demostraba con un 99 % de certeza que el objeto se había originado mucho más allá de nuestro sistema solar, posiblemente «desde el interior profundo de un sistema planetario o una estrella en el disco grueso de la Vía Láctea», escribieron los autores, según reporta Live Science.

A pesar de su casi certeza, la pareja de científicos tuvo serias dificultades para que su estudio fuese revisado por colegas debido a la burocracia que rodeaba al objeto de estudio. Según informó Vice, el trabajo del equipo, que nunca fue publicado en una revista científica, se vio frenado por algunos de los datos necesarios para verificar sus cálculos, los cuales eran considerados clasificados por el Gobierno estadounidense.

Nasa objeto interestelarUSSC: «Efectivamente un objeto interestelar»

Ahora, en un duro golpe de suerte para Siraj y Loeb, los científicos del USSC han confirmado oficialmente sus hallazgos. En el Simposio Espacial anual de la Fundación Espacial, el comandante adjunto del Comando Espacial de EE. UU., John Shaw, anunció que «un objeto interestelar previamente detectado era efectivamente un objeto interestelar» en el memorando ahora desclasificado.

Esta confirmación convierte retroactivamente al meteoro de 2014 en el primer objeto interestelar detectado en nuestro sistema solar, añadía la nota.

El descubrimiento del meteoro se produce tras la reciente detección de otros dos objetos interestelares en nuestro sistema solar, conocidos como ‘Oumuamua –un objeto ahora famoso con forma de cigarro que también se mueve demasiado rápido para haberse originado en nuestro sistema solar– y el cometa Borisov, que eran mucho más grandes y no entraron en contacto cercano con la Tierra.

«‘Oumuamua», que procede de otro sistema solar y que anteriormente se consideraba un asteroide.

 «‘Oumuamua», que procede de otro sistema solar y que anteriormente se consideraba un asteroide.
Buscar los restos interestelares en el fondo del océano

Amir Siraj dijo a Vice que todavía tiene la intención de publicar el estudio original, para que la comunidad científica pueda continuar donde él y sus colegas lo dejaron. Dado que el meteorito se encendió sobre el Océano Pacífico Sur, es posible que fragmentos del objeto aterricen en el agua y desde entonces hayan anidado en el fondo marino, añadió.

Aunque localizar estos restos interestelares podría ser una tarea casi imposible, Siraj dijo que ya está consultando con expertos la posibilidad de montar una expedición para recuperarlos.

«Me entusiasma solo pensar en el hecho de que tenemos material interestelar que llegó a la Tierra, y sabemos dónde está», dijo Siraj, que es director de estudios de objetos interestelares en el Proyecto Galileo de Harvard, a Vice. «Una cosa que voy a comprobar –y ya estoy hablando con la gente– es si es posible buscar en el fondo del océano de la costa de Papúa Nueva Guinea y ver si podemos conseguir algún fragmento», agregó.

Te puede interesar